Lynne Ramsay habla acerca de su película ‘Tenemos que hablar de Kevin’


Lynne Ramsay, directora de la película ‘Tenemos que hablar de Kevin’, habló en exclusiva con Rolling Stone México acerca de esta cinta


POR Staff Rolling Stone México  



Lynne Ramsay, directora de la película 'Tenemos que hablar de Kevin', habló en exclusiva con Rolling Stone México acerca de esta cinta

Por OscarUriel

lynne-ramsay1Lynne Ramsay ha definido su más reciente película titulada Tenemos que hablar de Kevin como “su propio Fitzcarraldo” y esque la talentosa realizadora escosesa llegó a tierras norteamericanas para encontrarse con dificultades tales como: un rodaje de tan sólo 30 días y un sindicato de actores que regula celosamente las jornadas de trabajo de los niños.

Platicamos en exclusiva en el marco del Festival de Cine de Toronto con Ramsay, probablemente una de las jóvenes directoras más interesantes trabajando en la actualidad. Para muestra basta mencionar Ratcatcher y Movern Callar, títulos que confirman su rigor y sus interesantes propuestas cinematográficas que la han convertido en una de las voces esenciales del cine británico. Su última película probablemente se trate de su mejor trabajo, una adaptación de la popular novela del mismo título de Lionel Shriver, un escalofriante recuento de una masacre en un colegio, orquestada por un adolescente desequilibrado, sin embargo la cinta va mucho más allá de la anécdota de actualidad, se trata del punto de vista de la madre (interpretada por la imponente Tilda Swinton) quien trata de entender lo que acontece en su familia.

“La novela está conformada por una serie de cartas. Es epistolar. Es un texto poco  cinematográfico por lo que constituyó un verdadero reto la interpretación para poderlo convertir en una película, transportarlo a imágenes y la cambiar su estructura original. Me interesaba centrar la atención en la relación madre e hijo. Creo que Elephant de Gus Van Sant es un gran filme sobre violencia en las escuelas. Visualicé esta película como una serie de piezas de “performance”. Es una historia de amor que se convierte en una relación un tanto perversa. En general se trata de un acto de coraje. Lo curioso es que a la autora de la novela le encantó la película. Me dijo que le parece muy similar a su texto”, comparte con nosotros una visiblemente entusiasta Ramsay quien confesó sufrir en ese momento una fuerte resaca, consecuencia de la fiesta de estreno de la película dentro del festival.

La figura de Ramsay también ha inspirado a una nueva generación de directores. El misterio envuelve a la cineasta quien, a pesar de las célebres recepciones de su trabajo, tiene apenas tres películas en su filmografía.

936full-we-need-to-talk-about-kevin-artwork“A veces tienes que dejar pasar el tiempo entre película y película para madurar. Estuve involucrada durante tres años en una cinta titulada The Lovely Bones con una productora que tenía poca experiencia en el medio y compró los derechos de la novela incluso antes de que se terminara de escribir la novela. De pronto el libro se convirtió en un bestseller y muchas personas importantes trataron de involucrarse en la película pero yo quería hacerla a mi manera entonces, esto implicaba tener que realizarla de otra forma. Probablemente pude haber ganado mucho dinero a costa de una mala cinta pero decidí abandonar el proyecto, despúes lo tomó Peter Jackson. Fue periodo muy difícil y oscuro. Tres años invertidos en un proyecto personal que no se consumó”.

Pero llegó a manos de Ramsay otro texto que llamó su atención, una particular novela con una temática por demás actual abriendo y que le abriría la oportunidad de realizar un filme controvertido protagonizado por una serie de personajes complejos.

“Tuve la suerte de contar con un excelente grupo de actores. No tenía mucho dinero y cuando llegué a los Estados Unidos, estaba perfectamente consciente de que tendría que hacer el proceso de casting en un tiempo muy corto porque también quería tener la oportunidad de ensayar con el niño y el joven que interpretarían a Kevin en sus dos diferentes etapas (Jasper Newell y Ezra Miller respectivamente). Decidí estar en contacto cercano con los padres de Jasper para ganar su confianza además de crear una atmósfera de trabajo tranquila, a base de juegos que lo acercarían a la historia. Con Ezra fue todo más fácil, cuando entró a la habitación donde hacíamos las entrevistas inmeditamente supe que teníamos a nuestro Kevin, era un chico de 16 años y se comportaba como un hombre de 45, era un tanto intimadante conocer a alguien así. Es una de las personas más inteligente que he conocido en mi vida. Te puedo decir que se trató de la filmación más divertida de mi carrera a pesar de la temática de la misma”.

La recepción de la cinta ha sido más que positiva. La crítica ha alabado el trabajo de Ramsay quienes han calificado al filme como un afortunado retorno detrás de cámaras, sin embargo, es Tilda Swinton quien ha llamado la atención de tal forma que se le considera como una de las fuertes candidatas a la entrega de reconocimientos y preseas del próximo año a lo mejor de la cinematografía del 2011.

“Para serte sincera nunca consideré a Tilda en un principio. Creía que era demasiado atractiva para interpretar a una madre de familia común y corriente. No sé como leyó el guión pero me buscó para invitarme a comer y decirme que le interesaba mucho hacer la película, despúes de una botella de vino finalmente le dije que sí. Me parece que esta cinta significa mucho para Tilda pues estamos acostumbrados a verla en filmes como Orlando o interpretando a una bruja blanca pero rara vez a una persona normal. La película le pertenece a Tilda, simplemente es maravillosa”, concluye Ramsay.



comments powered by Disqus