En la piel de Daisy


Carey Mulligan nos habla acerca de interpretar a la enigmática Daisy Buchanan en ‘El Gran Gatsby’


POR Staff Rolling Stone México  



Carey Mulligan nos habla acerca de interpretar a la enigmática Daisy Buchanan en 'El Gran Gatsby'

Por @Arturo Aguilar

En la filmografía de Baz Luhrmann, sus protagonistas femeninas siempre cargan con un importante peso emocional en la trama. Se trata de antiheroínas cuyas emociones se convierten en los elementos detonantes, de situaciones extraordinarias; cuyas vidas son profundamente transformadas por estas experiencias. Ahí están Julieta (Claire Danes) en su Romeo + Julieta o Satine (Nicole Kidman) en Moulin Rouge.

En este sentido, The Great Gatsby ofrecía a Luhrman una nueva oportunidad de construir un interesante retrato femenino de la mano de la misteriosa y compleja Daisy Buchanan; objeto del deseo y absoluta obsesión de Gatsby, en la novela de F. Scott Fitzgerald. En exclusiva para Rolling Stone, Carey Mulligan, compartió sus impresiones sobre este importante personaje y la experiencia de interpretarlo, en esta nueva versión de un clásico de la literatura norteamericana.

¿Cuáles fueron los principales retos de interpretar a Daisy?
Bueno, para sentir algo por Gatsby, necesitas en algún punto, sentir algo por ella, aunque no sea a lo largo de todo el filme. ‘Daisy’ necesitaba no gustarle a todo al público, pero al mismo tiempo, que este quisiera encontrarla agradable o atractiva, para entender cómo Gatsby la percibe. Para que funcione la tragedia, necesitas sentir algo por ambos y muchas de las formas en que ella se comporta, provocan automáticamente que se sienta poco o nulo aprecio por ella y eso, era un reto importante.  Cuando la ves, es necesario que puedas entender porque la gente quiere estar cerca de ella y porque se sienten atraídos hacia ella. Cómo ella despreció a Gatsby y a otros cuando era más joven. Eso debe resonar en la gente.

¿Qué piensas de Daisy al ser descrita como atractiva y festiva, pero también, como superficial y egocéntrica?
Siempre tuve que simpatizar con ella. En la novela es muy rápida la forma en que se convierte en una suerte de villana por la forma en que se comporta. Pero, tuve que entender y empatizar con el hecho de que era un producto de su tiempo, que las mujeres en esa época eran alentadas a casarse buscando fortuna económica y nada más. Ella tuvo este breve amorío con Gatsby, quien le miente sobre quién era y después desaparece. ¿Y ella con qué se queda? Con gente que la quiere como esposa. Y elige a Tom. No es la situación más romántica para elegir futuro, pero seguramente, se trataba de la forma más práctica y la que más le hubieran recomendado en esa sociedad.



comments powered by Disqus