Intensa experiencia con la naturaleza


El joven actor inglés Will Poulter sobre la realización de ‘El renacido’, el filme de Alejandro González Iñárritu, donde actúa al lado de Leonardo DiCaprio y Tom Hardy


POR Arturo Aguilar  



Es imposible negar que actualmente el talento actoral británico tiene una dominante y amplia presencia en las producciones de Hollywood.

Basta recordar que en las sagas X Men, Harry Potter, Crepúsculo, El Hobbit, Avengers y Batman del actual siglo, actores británicos han tenido papeles centrales.

A sus 22 años, Will Poulter es la más reciente suma a la creciente y nutrida lista de actores del Reino Unido que se van haciendo un lugar en la meca del cine con papeles cada vez más variados. Muchos lo reconocerán por su participación como Kenny en We’re the Millers (¿Quiénes son los Miller?), la comedia protagonizada por Jennifer Aniston y Jason Sudeikis, o en Maze Runner, donde interpretó a Gally. Pero esta vez, buscando nuevos retos en su aún joven carrera, llega a las pantallas en El Renacido, la más reciente película de Alejandro González Iñárritu, protagonizada por Leonardo DiCaprio y Tom Hardy. El Renacido cuenta la historia de Hugh Glass (DiCaprio), su historia de supervivencia en las montañas y al ataque de un oso y su aventura de venganza cuando decide ir tras aquellos que lo dieron por muerto y lo abandonaron.

The-Revenant-660

En exclusiva para Rolling Stone, Will conversó sobre cómo llegó a ser parte de este filme, la experiencia del trabajo con Iñárritu y Lubezki y la forma de colaborar con DiCaprio y Hardy.

¿Cómo llegaste al proyecto?
Tuve suerte. Alejandro me dio la oportunidad de grabar un video de audición, así que grabé algo en Londres y se la envié. Un tiempo después tuvimos una reunión cara a cara en Londres, donde pudimos platicar del proyecto en general, de lo que buscaba y poco después de eso tuvo la generosa decisión de darme el papel de Jim Bridger. Fue agradable que pude, por una parte, presentarme como el personaje y, por otra separada, tener este encuentro más personal donde compartimos y platicamos y comienzas a tener una conexión, que es el proceso que él busca.

¿Cómo describirías a tu personaje?
Mi personaje es alguien que tiene una lucha interna por hacer lo correcto, pero la situación que vive es demasiado abrumadora; se enfrenta a dilemas morales, decisiones difíciles que suelen requerir de una mayor experiencia de vida, y que él por supuesto no tiene porque en el fondo, a pesar de la fortaleza mental que muestra, es solo un chico tratando de hacer las cosas correctas y tendrá que intentar reaccionar como puede, mientras que al mismo tiempo trata de mostrarse a los otros como todo un hombre, un adulto. Y esto resulta en un agotador ejercicio mental para él, quien tiene que estar asimilando lo que vive y aparentando y escondiendo lo que siente.

¿Cómo definirías la filosofía y la dinámica de trabajo con González Iñárritu?
No es como ningún director con el que haya trabajado antes. Sus películas no son algo que te resulte similar o cercano a otras películas. Creo que tiene una capacidad extraordinaria para capturar la complejidad que pueden tener los seres humanos, de una manera honesta y a la vez sin reservas ni correcciones políticas. Y aunque pueda haber señalamientos al tono dramático o trágico de algunas de sus películas, como actor no puedo dejar de observar que se trata siempre de un retrato de personajes enormemente complejos, en donde los contextos y circunstancias son como otros personajes que también interactúan con los protagonistas. Y en este retrato va la idea de que no somos criaturas simples, no somos buenos o malos, sino una combinación de ambos, y él no se intimida ante la idea de exhibir esto en la pantalla aunque haya quien se sienta incómodo al respecto. Creo que es un hombre con mucho valor.

¿Cómo describirías el aporte y el trabajo del fotógrafo Emmanuel Lubezki en la película?
Es alguien que sabe lo que necesita hacer o lograr para dotar de cierto nivel de autenticidad o realismo o sensación a un momento determinado. Creo que en el fondo, la idea es hacer la experiencia tan real como sea posible. Y capturarla de una manera que se sienta real tanto para los actores como para el público. Esto en una forma muy particular. Ensayamos con él por incontables ocasiones esas largas tomas hasta el punto en que te las sabías tan bien, que la presencia de las cámaras se entendía o desaparecía y podías dejarte ir en la experiencia del momento, de las decisiones emocionales del personaje. Solo cuando sabes perfectamente cómo se mueve todo y por qué y estás inmerso en ese universo, te sientes libre realmente de dejarte llevar por lo que el personaje exige por completo. Es una experiencia totalmente única en mi carrera.

¿Qué destacarías de la oportunidad de trabajar al lado de actores como Leonado DiCaprio y Tom Hardy?
Fue increíble poder trabajar con dos personas tan talentosas y con tal nivel de experiencia cuando soy tan joven e inexperto y mi carrera apenas inicia. Fueron muy receptivos y apoyaron mucho las decisiones que tomaba en la actuación y con mi personaje, incluso las contribuciones que pude llegar a hacer en algunas escenas, e increíblemente abiertos a cualquier discusión, en el mejor sentido del término, sobre lo que observaban en ciertas escenas. Debo decirte que ambos, tanto Leo como Tom, son muy buenos actores que en verdad creen en la idea de hacer un trabajo en equipo. Ven el hacer cine como un deporte de equipo, la clase de reto o meta que es más fácil lograr exitosamente si se trabaja juntos, lo cual hace de la experiencia de trabajar con ellos algo muy gratificante.

¿Qué significó la experiencia de trabajar en la naturaleza, con condiciones complejas y reales en esos lugares?
Fue maravilloso para nosotros como actores porque el ambiente que nos rodeaba era completamente real. Había muy pocas cosas no reales que se necesitaron agregar a la producción. Había momentos en la filmación en que no sabías o no alcanzabas a ver dónde estaba el staff o las cámaras, en verdad. Y súbitamente te ves complemente inmerso en ese universo y es una rara oportunidad como actor. Por otra parte, también el hacer estas largas tomas continuas, en las que no hay cortes en la acción, te permite no diluir el drama, y por lo tanto nos da la oportunidad de actuar, de estar metido en tu personaje por largos periodos de tiempo, lo cual ayuda a que el filme se sienta más realista y atrape más a la gente en la historia que ve en la pantalla.

Mira nuestra reseña de El Renacido

BANNER APP 152




comments powered by Disqus