Los nuevos retos de Karla Souza


Con el estreno de la comedia ‘¿Qué culpa tiene el niño?’, la actriz inicia una nueva etapa en su carrera, ahora como productora.


POR Arturo Aguilar  



HOW TO GET AWAY WITH MURDER - ABC's "How to Get Away with Murder" stars Karla Souza as Laurel. (ABC/Craig Sjodin)

Nada parece detener a Karla Souza, la actriz mexicana protagonista de las películas mexicanas más taquilleras de la historia, Nosotros los Nobles y No se aceptan devoluciones, y de la exitosa y popular serie de televisión How to Get Away with Murder de ABC en los Estados Unidos.

Buscando nuevos retos y atendiendo nuevas curiosidades, Karla Souza regresa a las pantallas de cine mexicanas con ¿Qué culpa tiene el niño?, una comedia de producción nacional en la que interpreta a Maru, joven y exitosa profesionista que tras una borrachera en la boda de una amiga, se descubre con la sorpresa de que en 9 meses cambiarán todos sus planes.

Esto es lo que Karla Souza conversó con Rolling Stone sobre su interés de volver a hacer cine en México, su nueva etapa como productora y las diferencias entre los proyectos de cine en Estados Unidos y en México.

¿Qué te motivó a querer involucrarte ahora como productora además de cómo protagonista?
Estar mucho mas involucrada en el proyecto. Poder tomar decisiones creativas y poder ayudar haciendo la película en colectivo con las demás personas y con las otras cabezas de la película, puedo dejar más sobre la mesa y puedo aportar más con mis opiniones sobre otros puntos que nada más lo de mi actuación. Quería aprender de un proyecto que estuviera liderado por Mónica Lozano, una productora que admiro y con la experiencia que tiene, haciendo el tipo de películas que me gusta hacer, podía acercarme mejor a entender y trabajar en esa otra parte de una película, detrás de las cámaras.

karla-souza-cine-sexy-mama-trailer-culpa-nino-pelicula-0

¿Cómo observas la situación actual de la industria de cine en México, donde el cine mexicano cada vez es menos elegido por el público masivo?
Creo que hay mucho cine y mucha propuesta de cine de autor en México. Somos un país que saca cineastas cada año que van a Berlín, Cannes, San Sebastián, tenemos esa propuesta que es sociocultural, un poco una crítica a cuestiones importantes y serias; y está este otro cine, el que nos faltaba o falta un poco, que es el cine que divierte, el cine de entretenimiento, el cine donde el público es el personaje principal de la película. Donde realmente lo importante también son las narrativas que sirven para todas las familias y que logran que vayan a ver algo juntos.
Y creo que hace falta ofrecer algo que les logre divertir, y que así descubran y vean que en ese tipo de propuestas de entretenimiento también se pueden hacer estos proyectos tan bien como en cualquier país en el extranjero. Eso ayuda a nivel industria, a que sea un poco más sana y diversa y espero que eso cause también en la gente, la oportunidad de divertirse y que ese sea el pretexto de ver algo entre toda la familia, que puedan ir a hacer esto juntos.

¿Qué has aprendido de la experiencia de integrarte a una serie televisiva en Estados Unidos y poder ver desde fuera la industria nacional?
Después de Nosotros los Nobles se abrió esa ventana y de No se aceptan devoluciones, se dieron fenómenos de películas como Cásese quien pueda y No sé si cortarme las venas, que son películas que están intentando o buscando lo mismo, divertir o entretener a la gente, y creo que el público lo agradece. Pero creo que hay que estar atentos también porque es importante que estos productos, si bien populares, sean hechos con calidad más que pensando en la cantidad por su éxito. Quiero decir, prefiero que se hagan productos de calidad y menos, que más y de menos calidad. De cierta forma, como productores, a veces es un incentivo poder tener fondos o dinero para poder agilizar o ayudar en ciertas etapas del proyecto, pero también debemos tener ese estímulo de que si sabes que un guión aún no está bien, tomarse el tiempo para trabajar adecuadamente la historia.

He visto varios proyectos que van en buen desarrollo y de repente ya se quieren poner a filmar porque pueden o porque tienen el dinero y hay que gastarlo si viene de un apoyo, y de todas formas la película aún no está lista. Y creo que eso es algo que yo he aprendido observando más proyectos y participando en otros proyectos en una industria como Estados Unidos, donde no se filma o no se empieza a trabajar hasta que no está todo listo. Se esperan hasta que todo esté al máximo nivel y resuelto y afinado y es algo en lo que quizás aún como industria en México nos gana la emoción de querer ya filmar y estrenar. En ese sentido, he aprendido a ir con más paciencia observando cómo en el cine y ver que también en la series de televisión ahora, se toman ese tiempo porque necesitamos resolver el cómo ofrecerle a la gente algo extra o algo especial que los haga salir de sus casas para pagar un boleto.

e590a9e11be6473

¿Qué te motiva o interesa hacia futuro?
Después de Los Nobles me hicieron ofertas que tenían cierto parecido o que se movían por lo mismo que ya había hecho. Afortunadamente se fueron dando otras oportunidades. Tengo muchas ganas de hacer cosas distintas las unas de las otras, y como productora es más fácil que yo misma pueda abrirme ese camino para otro tipo de proyectos y trabajos. Y en cierta parte, ese también es el objetivo.

BANNER APP 156




comments powered by Disqus