Milla Jovovich: Una líder insurrecta apocalíptica


Milla Jovovich nos confiesta las tribulaciones de combinar sus compromisos porfesionales con los deberes de una madre de familia.


POR Staff Rolling Stone México  



Milla Jovovich nos confiesta las tribulaciones de combinar sus compromisos porfesionales con los deberes de una madre de familia.

Por: Óscar Uriel

Milla Jovovich nos confiesa las tribulaciones de combinar sus compromisos profesionales con los deberes de una madre de familia.

Modelo, actriz, músico y diseñadora de modas. Por si fuera poco, también podría considerársele como uno de los rostros más emblemáticos de los años noventa. Hoy, Jovovich se acerca más a la típica ama de casa de la suburbia americana que a la actriz de intenso carácter que protagonizó El Quinto Elemento. Paradójicamente, Jovovich protagoniza una de las franquicias de ciencia ficción más redituables (basada en el popular videojuego de Capcom) en la actualidad y un trabajo que la ha acercado a las nuevas generaciones. Adolescentes que, seducidos por la belleza de la actriz, revisitan sus películas y bajan su música de Internet.

Ahora, Jovovich promociona la quinta de las películas de la serie titulada Resident Evil: Retribution, por lo cual tuvimos oportunidad de platicar con la actriz. Franca y generosa, Milla siempre ha sido un gran personaje para conversar. Platicamos sobre distintos tópicos, desde las extremas medidas que toma para mantenerse en casa hasta sus raíces rusas y el sentimiento que le provoca regresar al hogar.

“Todo el proceso de entrenamiento previo a filmar esta película representó el más fuerte que he tenido en mi carrera, porque tuve que perder todos esos kilos extras que gané con la maternidad. No era que no los habría bajado para mis anteriores cintas, sino que todavía me encontraba en un estado hormonal y el cuerpo sigue reteniendo líquidos y grasas. Además, como madre, tienes la obligación de proteger y cuidar a tus hijos amamantándolos. Fueron tres años hasta que un día dije: ‘¡Basta!’. La situación había llegado a tal grado que no podía ponerme un traje de baño o una camiseta ajustada. Aunque no me consideraba una actriz con sobrepeso, sentía que no estaba haciendo absolutamente nada por mi persona. Después de pasar un fin de semana con mi familia comiendo hot dogs y pizzas, un lunes desperté con ganas de ir al gimnasio y de someterme a una dieta”, nos dice la actriz, libre de cualquier prejuicio que podamos hacernos con respecto a su muy particular belleza y a la excelente condición física en la que se encuentra.

Jovovich adquirió hace años la etiqueta de “It Girl” en los círculos más exclusivos del jet set internacional. Su versatilidad –criticada por algunos– la convertían sólo en una encantadora chica que seducía a su paso. Se le relacionó románticamente con personalidades como Stuart Zender, ex bajista de Jamiroquai, con el fotógrafo Mario Sorrenti y con el director Luc Besson con quien contrajo matrimonio justo después de filmar El quinto elemento. Se divorciaron en 1999.

“Empecé muy joven en ésto. Tenía 16 años y era una adolescente verdaderamente insoportable. Veía a chicas de 23 años y me preguntaba: ‘¿Por qué salen de noche si ya están grandes?’. Cuando leo entrevistas que hice entre los 13 y 16 años me quiero esconder de la vergüenza que siento. Era muy tonta en pensar lo que yo consideraba cool en ese momento”, recuerda Jovovich sobre sus inicios en el mundo del espectáculo, cuando se convirtió en el rostro de importantes marcas de cosméticos.

La suerte de la actriz dio un cambio fundamental cuando aceptó interpretar a Alice en la versión cinematográfica del videojuego Resident Evil. No sólo ese acontecimiento representó el origen de la franquicia fílmica más exitosa basada en un juego sino que en ese mismo set conoció al director Paul W. S. Anderson, con quien más tarde contraería matrimonio y procrearía a Eva Gabo.

Michelle Rodríguez, quien regresa a la franquicia en Resident Evil: Retribution (sí, así como leyeron, a pesar que su personaje pereció en la primera de las cintas), recuerda el rodaje de la película original como si hubiese sucedido el día de ayer. “Era mi primera visita a Europa. Recuerdo todo perfectamente. La manera en la que ellos se relacionaron románticamente. Ella es como una ‘tormenta de relámpagos’ y él como este ‘niño bien portado’. Juntos son una bomba. A ella el encanta su trabajo y a Paul le fascina su profesión. Ese vínculo los une. A los dos les gusta llegar al set con ideas y charlan como niños. Me encanta verlos trabajar juntos. Una gran dinámica”, comenta la actriz latina quien vuelve a interpretar a Rain, comando especial aliada a Alice.



comments powered by Disqus