Nick Cave y el alma torturada de México


Nick Cave habló con Rolling Stone México sobre su intento de retratar el horror del México de hoy en la cinta ‘Días de Gracia’


POR Staff Rolling Stone México  



Nick Cave habló con Rolling Stone México sobre su intento de retratar el horror del México de hoy en la cinta 'Días de Gracia'

Por Anthony Lappé

Nick Cave y Warren EllisNick Cave se ha redefinido varias veces desde su apogeo de los años ochenta en el que fue el padrino de una escuela de rock pre-gótico particularmente torturada: primero como recluso de fama, luego como autor y más recientemente, como escritor de guiones (La Propuesta y Sin Ley que está por estrenarse) y de bandas sonoras (El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford, entre numerosos éxitos de cine y TV norteamericanos). Siempre ha sido un creador para hombres pensantes, por lo que no sorprende que el australiano, basado en Londres, haya unido sus esfuerzos con el director primerizo Everardo Gout en la trama criminal mexicana de alto octanaje, Días de gracia. La película que, entrelaza tres historias de secuestros y corrupción en la Ciudad de México durante tres Copas Mundiales de fútbol (2002-2010), ha sido categorizada como la cinta que define a una generación. Frecuentemente comparada con la película brasileña Elite Squad Series, Días de gracia fue recientemente nominada a 15 Arieles y está siendo alabada por sus espectadores, desde importantes personalidades de Hollywood (“Un clásico instantáneo”, dice Hugh Jackman) hasta nuestros más respetados periodistas (“Días de gracia te agarra las entrañas y no te suelta” comenta Carlos Loret de Mola).

Para reforzar la estructura temporal compleja de la cinta, Gout utilizó tres equipos de compositores internacionales. Cada equipo trabajó en secreto, componiendo su propia música para las narrativas interconectadas de la película. El resultado es una banda sonora multifacética y sorprendentemente coherente que alimenta el paso incesante de la cinta y subraya su contenido desgarrador.

La banda sonora combina pistas orquestales, música electrónica evocadora, guitarra fuerte, sonidos de la calle e incluso la voz eventual de Scarlett Johansson reimaginando el clásico “Summertime” de Gershwin.

Harold TorresEsta banda sonora alimenta una película que para muchos mexicanos parece capturar el Zeitgeist contemporáneo, manchado en sangre y lleno de apatía. Una época en la que las cadenas televisoras programan cínicamente juegos de futbol para competir con los debates presidenciales. En la Academia de Policía de la Ciudad de México, dónde el actor principal –Tenoch Huerta– pasó cuatro meses entrenando para preparar su actuación, se está mostrando la cinta a los nuevos cadetes, en espera de que la historia sangrienta los disuada de resbalar hacia el lado oscuro. Y los realizadores han recibido cartas de familias víctimas que agradecen ver retratados los horrores del secuestro, como una experiencia irónicamente catártica.

En su primer entrevista sobre la cinta, Cave habló con Rolling Stone México sobre su intento de retratar el horror del México de hoy.

“Trabajar con Gout fue una revelación”, dijo Cave desde su departamento en Londres. “Sabía exactamente lo que quería”. Llamó a Gout un “terrorista sónico” sin miedo a enfrentar el pasado roquero de Cave. Esto dio la libertad a Cave de evitar clichés obvios (“No sabríamos hacerlo aunque tratáramos”) e incluso de incluir algún material de fuentes inesperadas. Durante una reunión creativa al comienzo del proceso en la casa de Ellis en Paris, algo inesperado fue añadido. La comida de la lagartija mascota de Ellis se escapó, llenando la casa con sonidos que llenaron a Gout de nostalgia por México. “Everardo decía: Los grillos, los grillos ¡me recuerdan a casa!”. Dijo Cave. “Así que Warren grabó a los grillos y los incluimos en la banda”.

Pero en realidad la película es brutal y contiene poca calidez, y la banda sonora le suma un sentido angustioso palpable.

“Intentamos decir el horror con un elemento de romance”, dijo Cave. “El horror era expresar el clima de violencia en México. Y la melancolía, o la belleza, era expresar algo de la tenacidad del pueblo de México”.

Krystian FerrerCave tuvo poca experiencia directa con México; en fuerte contraste con Gout, un nativo que pasó siete años investigando el tema, incluyendo entrevistas con las familias de víctimas, policías e incluso también secuestradores. Pero la película era perfecta para el australiano en otros sentidos profundos. Como artista, ha trabajado siempre con los márgenes oscuros de la mortalidad. Un tema central de su obra en la idea de la pérdida. O, dicho con sus palabras “la ausencia que se encuentra en el corazón de las cosas”.

Días de gracia es la película del momento precisamente porque ofrece pocas perspectivas de redención. Y eso, al parecer de Cave, hace de Gout un cineasta valiente. “La película posee algo conmovedor porque no parece necesitar proveer una respuesta”, afirmó Cave.

“Esta es una película honesta. Una mirada honesta a la situación… no es una cinta que pudieras realizar en Hollywood”, indicó el compositor.

La respuesta a Días de gracia ha sido “extraordinaria. Creo que nos olvidamos lo importante y significativo que puede ser el cine para la gente”.

Días de gracia abrirá el festival Hola México en Los Ángeles el 24 de mayo.



comments powered by Disqus