Sucker Punch: Entre Videojuegos, Vaudeville y hermosas chicas al extremo


Sucker Punch: Entre Videojuegos, Vaudeville y hermosas chicas al extremo.


POR Staff Rolling Stone México  



Sucker Punch: Entre Videojuegos, Vaudeville y hermosas chicas al extremo.

Por OscarUriel

El mismo Zach Snyder describió su más reciente película como “una versión de Alicia en el país de las Maravillas para adultos” pero creo, en mi opinión, que Sucker Punch se acerca más a una fantasía masculina que mezcla las influencias de un adicto lector de cómics, con elementos sobresalientes de la cultura pop actual. Curiosamente la primera película del director que no está basada en algún otro material.

“Teníamos esta idea desde hace algún tiempo, creo que habían pasado siete años desde que se nos ocurrió a Steve ( Shibuya) y a mí, pero un buen día decidimos sentarnos a escribir y el proceso tardó unos cinco meses aproximadamente. Es algo muy curioso porque siempre trabajo con los guiones de la misma forma, no me importa si son originales míos y se trata de una adaptación de alguna otra fuente. Creo que el proceso es prácticamente el mismo” apunta Snyder en entrevista exclusiva para Rolling Stone celebrada en el marco del lanzamiento de la cinta.

Sucker-Punch-girls
Sucker Punch es un filme que resulta un impresionante banquete visual que, posiblemente, no sea del agrado de todo el público ¿por qué? Para empezar se trata de un cuento fantástico protagonizado por un grupo de atractivas jovencitas en diminuta vestimenta quienes portan sofisticadas armas de combate en un relato cargado de erotismo y violencia.

“La visión de Zach es muy completa. No hay lugar para la duda. Todos los que participamos de alguna manera en la cinta teníamos acceso mientras rodábamos a ilustraciones, “storyboards” e imágenes de cómo se vería la película en su corte final, por lo que todos laborábamos en un mismo renglón. Zach es sumamente ingenioso al tratarse de narrativa, de crear estos mundos fantásticos cargados de luz, colores y sonidos y visualizar el producto final desde un principio” agrega la hermosa actriz australiana Abbie Cornish quien personifica a Sweet Pea, una de las compañeras de batalla fieles a la cruzada personal de Baby Doll ( Emily Browing).

sucker-punch-wallpaper-2084
La anécdota de la cinta resulta algo truculenta. En la década de los sesentas, una jovencita ( Browing) es ingresada a un sanatorio psiquiátrico por su mismo siniestro padrastro quien, al ver obstaculizados sus intereses personales por su hija adoptiva, decide internarla para que se le practique una lobotomía. Es aquí donde la protagonista decide refugiarse en un mundo fantástico en el que tendrá como objetivo cumplir cinco metas con la finalidad de obtener su libertad. La imaginación resulta, finalmente, ser la más poderosa arma combativa frente a la adversidad.

“El poder de la imaginación es algo que tenemos todos los humanos pero que utilizamos de distintas maneras y formas. Lo que me interesó del proyecto es el mismo concepto que crea Snyder al presentarnos la fuerza creativa e imaginativa de quien parece ser una frágil persona pero que en su mundo interior simplemente no lo es” concluye Emily Browing al referirse al mensaje definitivo que Snyder nos regala en este filme.



comments powered by Disqus