Hellow Festival 2017: Kendrick Lamar


El nuevo rey del rap se presentará este 26 de agosto en el Parque Fundidora como parte del Hellow Festival 2017.


POR Priscila Núñez  



Desde que Kendrick Lamar comenzó su carrera musical a los 16 años armando mixtapes, ya era reconocido como un rapero con mucho potencial. En 2011, después de una serie de colaboraciones y de un primer álbum de estudio, comenzaba a posicionarse como uno de los mejores raperos del oeste. Ahora, después de haber lanzado tres discos con potencial para convertirse en futuros clásicos, Lamar se ha coronado como el nuevo rey del rap.

Al igual que muchos raperos como Dr. Dre, Ice Cube, Easy-E y Arabian Prince, Kendrick Lamar salió de las calles de Compton, un lugar que desde hace años tiene los índices más altos de pobreza y criminalidad de Estados Unidos.

Su manera de mantenerse al margen de las pandillas fueron los versos y las rimas que le permitieron liberarse del peso que sentía y expresar sus inquietudes respecto a la tensión racial y sociopolítica de las calles en donde creció.

Sus canciones hablan acerca de la violencia, la discriminación, pero también sobre las inquietudes humanas como dejar atrás el hogar, el miedo a perderlo todo, sentimientos de culpa y los problemas que conlleva lidear con la fama. Más allá de su talento con las letras, es su trabajo de introspección, su honestidad y la claridad para retratar su vida y entorno lo que lo han hecho merecedor de la corona.

Hoy, con 30 años de edad, Kendrick ha sabido usar su talento para abrazar las contradicciones del universo, como si encarnara las flagrantes paradojas del tiempo que le ha tocado vivir.

Para comprender el talento de Lamar no hace falta más que analizar el tema “HUMBLE.“, primer sencillo de DAMN. (su más reciente álbum). En él, su mantra es una recomendación en particular, centrada en la importancia de la humildad; pero el multifacético músico se las arregla para incluir otros tópicos: los elogios que recibió de Barack Obama, la frivolidad del mundo de la moda, el racismo y la brutalidad policial en su país. Parece mucho para un tema de apenas tres minutos y sin embargo funciona. Lamar ha hecho todo un arte de las combinaciones complejas y se ha perfilado de ese modo como un artista omnívoro, capaz de abarcar mucho sin dejar de apretar nada.

Lamar es un músico dedicado a su arte. Él mismo ha asegurado que se encuentra en una misión para traer paz y fortaleza, para comunicar un mensaje mucho más grande que sus ambiciones. Definitivamente no es un rapero que piense en hacer el próximo hit del verano, sino uno que busca sacudir mentes para crear consciencia.

A continuación presentamos una playlist con 10 canciones esenciales de Kendrick Lamar:



comments powered by Disqus