La consolidación de Tame Impala


La banda liderada por Kevin Parker ofreció uno de los mejores conciertos de este año.


POR Priscila Núñez  



Fotos por Óscar Villanueva (@TheOzcorp)

Existe una razón por la que Tame Impala se ha posicionado como una de las bandas más importantes de nuestros tiempos y es que más allá de haber “resucitado” el rock psicodélico, los australianos tienen un gran poder de convocatoria que se vio reflejado en uno de los foros más importantes de México.

Desde el Palacio de los Deportes, Kevin Parker y compañía ofrecieron un concierto que seguramente quedará grabado como uno de los más memorables de la banda y al mismo tiempo, uno de los mejores del año en nuestro país.

El recinto se fue llenando poco a poco por jóvenes hambrientos de riffs descontrolados y sonidos de sintetizadores. El dueto regiomontano Clubz fue el encargado de encender los ánimos y demostró ser capaz de dar una gran actuación frente a miles de personas.

Terminada esta presentación, y después de que un grupo de técnicos verificaran que todo estaba listo, Kevin Parker, Dominic Simper, Cam Avery, Julien Barbagallo y Jay Watson se apropiaron del escenario mientras el público estallaba de emoción. Un Parker desinhibido se acercó al micrófono para agradecer a los asistentes, y sin preámbulos, iniciaron su presentación.

Foto: Óscar Villanueva

Foto: Óscar Villanueva

El ambiente pronosticaba un gran viaje alucinante y al mismo tiempo podíamos sentirnos dentro de un sueño. Los asistentes se entregaron completamente a la banda desde los primeros acordes de “Nangs”, pero fue con “Let It Happen” que empezaron los saltos, vasos voladores y las explosiones de confeti.

Foto: Óscar Villanueva

Foto: Óscar Villanueva

Tuvieron que pasar tres años desde su última visita a México para volver a escuchar canciones como “Mind Mischief” de Lonerism, o “Why Won’t You Make Up Your Mind?” de Innerspeaker; pero para este, su reencuentro con el público mexicano, los australianos prepararon un set bastante completo en el que predominaron temas de su elogiado álbum Currents.

Foto: Óscar Villanueva

Foto: Óscar Villanueva

Parker logró manejar la energía de alrededor de 15 mil almas y mantenerla en el punto máximo durante toda la noche. Los músicos se mostraron gratamente sorprendidos por la respuesta del público, e incluso, en algún momento, el vocalista mencionó que esa presentación en el Palacio de los Deportes ha sido la más grande que han tenido.

Foto: Óscar Villanueva

Foto: Óscar Villanueva

Elephant”, “The Less I Know The Better”, “Eventually” y “Apocalypse Dreams” fueron algunos de los temas más coreados que marcaron la noche, mismos que fueron acompañados de unos alucinantes visuales que cambiaban al ritmo de las distorsiones.

Foto: Óscar Villanueva

Foto: Óscar Villanueva

Después de hora y media, Tame Impala concluyó su presentación con “Feels Like We Only Go Backwards” y “New Person, Same Old Mistakes“, dejando a muchos con las ganas de escuchar “’Cause I’m A Man”“.

Foto: Óscar Villanueva

Foto: Óscar Villanueva

Son poco más de seis años desde que la banda presentó su álbum debut y ya cuenta con las credenciales suficientes para convocar a masas y encabezar festivales alrededor del mundo. Atrás quedaron las etiquetas que muchos usan para describirla como “sobrevalorada” y “pretenciosa”; después del concierto de anoche, ha quedado claro que Tame Impala se ha consolidado y es mucho más que la banda de moda.

Foto: Óscar Villanueva

Foto: Óscar Villanueva

Foto: Óscar Villanueva

Foto: Óscar Villanueva

Foto: Óscar Villanueva

Foto: Óscar Villanueva

Foto: Óscar Villanueva

Foto: Óscar Villanueva

BANNER 2 SEPT



comments powered by Disqus