Patti Smith y el poder del rock and roll


Patti Smith se emocionó al borde de las lágrimas. La legendaria cantante detuvo un par de ocasiones su recital del sábado en la explanada del Museo Diego Rivera- Anahuacalli para calmar la conmoción que le causó el primer encuentro con sus seguidores mexicanos


POR Staff Rolling Stone México  



Patti Smith se emocionó al borde de las lágrimas. La legendaria cantante detuvo un par de ocasiones su recital del sábado en la explanada del Museo Diego Rivera- Anahuacalli para calmar la conmoción que le causó el primer encuentro con sus seguidores mexicanos

Por: Natalia Cano
Fotos: Antonio Sánchez y Salvador Bonilla

Patti Smith se emocionó al borde de las lágrimas. La legendaria cantante detuvo un par de ocasiones su recital del sábado en la explanada del Museo Diego Rivera- Anahuacalli para calmar la conmoción que le causó el primer encuentro con sus seguidores mexicanos, en el mismo lugar que alberga el edificio diseñado y construido por el famoso muralista mexicano en 1933.

Diego Rivera concluyó la construcción de dicho museo que recrea el estilo de la arquitectura prehispánica de las culturas teotihuacana, azteca y maya, en 1963, el mismo año en que Smith recibió como regalo de su madre el libro The Fabulous Life of Diego Rivera, de Bertram D. Wolfe, una publicación que cambiaría radicalmente la vida de la cantautora y poetisa.

“Ese libro (The Fabulous Life of Diego Rivera) tuvo una gran influencia en mí, sobre todo por la grandeza de la vida de Diego Rivera, en un contexto artístico y revolucionario y, por supuesto, toda la gente fuerte en su vida. A los 16 años me enamoré de Frida Kahlo, pero en aquel tiempo era muy difícil encontrar información sobre ella”, contó la llamada “Madrina del Punk” el viernes pasado en una multitudinaria rueda de prensa realizada en la Ciudad de México.

La artista recordó que la vida de Kahlo y Rivera la inspiró de algún modo para abandonar su natal Chicago y mudarse a Nueva York en 1967, con la esperanza de encontrar un amor tan intenso y complementario como el de la pareja de pintores mexicanos.

Smith deseó tanto conocer a alguien para entablar un amor como el de Frida y Diego, que conoció al fotógrafo Robert Mapplethorpe, con quien vivió una historia de amor como pocas.

“Fuimos musas el uno del otro. Fuimos jóvenes amantes y cuando la persuasión sexual de Robert evolucionó, nos enfrentamos a una lucha para preservar nuestra amistad y nuestra colaboración, lo que hicimos hasta su muerte”, narró la intérprete.

Durante su recital, Smith dedicó los temas “Ghost Dance” y su mítico “Because the night” a Kahlo y Rivera.

Patti Smith

Fiel a su faceta como activista política, Smith alzó la voz a favor de la libertad de prensa y recordó a los tres fotorreporteros y a la periodista Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso, asesinados recientemente en Veracruz.

“Sabemos que periodistas fueron asesinados en Veracruz. Queremos que sepan que repudiamos los hechos y que hoy más que nunca necesitamos a los buenos periodistas con nosotros… No necesitamos cosas materiales, lo que necesitamos es paz y libertad”, gritó Smith ante la euforia del público.

A los periodistas acaecidos les dedicó “Peaceable Kingdom“, a la que le siguió “People Have the Power“. De entre los 3 mil asistentes se escucharon voces que gritaban: “Put… gobierno”, mientras se levantaba entre el público un cartel con el emblema “No + Sangre”, correspondiente a la campaña que un grupo de caricaturistas lanzó en 2011 para manifestarse en contra de la violencia en el país.

En su recital, que inició con la no menos clásica “Dancing Barefoot“, Patti Smith estuvo acompañada por los guitarristas Lenny Kaye y Jack Petruzelli, el bajista Tony Shanahan y el baterista Dee Daugherty.

Además de Kahlo y Rivera, los personajes a los que Patti Smith recordó en su concierto fueron el escritor y poeta chileno Roberto Bolaño, el mítico y desaparecido club punk CBGB y la agrupación Television.

Por su repertorio pasaron canciones como “Space Monkey“, “Redondo Beach“, “Free Money“, “We Three“, “Pissing in a River“, así como los covers a “(We Ain’t Got) Nothing Yet” de The Blues Magoos, “Pushi’ Too Hard” de The Seeds y “Gloria” del grupo Them.

Smith concluyó su concierto en México, en el marco de la 28a edición del FMX-Festival de México en el Centro Histórico, con un homenaje a Adam Yauch, uno de los miembros fundadores de Beastie Boys fallecido el viernes víctima de cáncer, a quien dedicó la canción “Wing“.

Patti Smith en México

Picture 1 of 14

Patti Smith en México



comments powered by Disqus