Libros: El Hijo de Míster Playa


“La gran tragedia de Bolaño no es que haya muerto, sino que haya amado tanto, tanto la vida…” – Mónica Maristain


POR Staff Rolling Stone México  



“La gran tragedia de Bolaño no es que haya muerto, sino que haya amado tanto, tanto la vida...” – Mónica Maristain

misterplaya1El Hijo de Míster Playa
Mónica Maristain
Almadía

Calificación:

Por @Miguel Ángel Ángeles
“La gran tragedia de Bolaño no es que haya muerto, sino que haya amado tanto, tanto la vida…” – Mónica Maristain

Llega un correo invitando a cierta periodista a realizar una entrevista. El remitente, es nada más y nada menos que Roberto Bolaño, autor de ‘Los Detectives Salvajes’, ‘Estrella Distante’ y ‘Putas Asesinas’, trabajos que aunados a su peculiar temperamento le habían merecido para entonces cientos de cejas levantadas, críticas rancias y también, las consabidas reverencias que parecen siempre rondar por igual a las grandes obras. Corría el año 2003 y la invitada a tal festín, Mónica Maristain, -una de las periodistas más respetables del medio-  que por entonces gozaba de una cercanía con el autor que de cierta manera hacía de la situación algo difícil de rechazar, se enfrentaba de esta manera a una hermosa jugarreta del destino. Corría el año 2003.

Que esta haya sido la última entrevista dada en vida por Roberto Bolaño hace que la anécdota por sí misma sea digna de una novela. En aquel entonces, Bolaño le decía “¿por qué no hacemos una entrevista, ligera, levísima, frívola incluso —son las que más me gustan— casi póstuma?” y Mónica, ávida cuestionadora y desentrañadora de verdades, se encargó de no dejar un cabo suelto. Luego vendría su publicación, la cual, por coincidir con el mes en que el escritor murió, la hizo flotar durante varios años en el imaginario periodístico y literario del país como una historia por demás entrañable. Finalmente en este 2013 y luego de un extenso trabajo periodístico, -no podría esperarse menos viniendo de alguien como ella- ‘El Hijo de Míster Playa’ llega a los stands de las librerías del país vía la editorial Almadía.

Y aunque parece más que lógico cuestionarse si se puede abundar más sobre todos los mitos que rodean al también fundador de los infrarrealistas, bastan unas páginas para entender que sí, que, cuando se tiene el talento suficiente y se logra encontrar el ángulo adecuado, la historia de cualquier personaje – qué decir de uno tan interesante como Bolaño- puede contarse con otros colores, otros humos. No importa el furor desatado en los lectores de habla inglesa, ni los rumores y mitos sobre qué dijo o a quién lo dijo. No importa que se le compare con Cortázar o que los fanáticos de Isabel Allende le sigan odiando. La sustancia de su vida está ahí: en un libro que sirve para leer a Bolaño de otra manera, con otras líneas y desde otros lugares.

Hoja a hoja el lector no solo puede disfrutar de anécdotas de primera mano, sino también de reflexiones salidas de la mente de quienes lo rodearon en vida, así como comentarios que de no ser rescatados vía esta oportuna semblanza; posiblemente terminarían perdidos en el tiempo. Uno a uno, desfilan nombres que van de Jorge Herralde, Juan Pascoe, Bruno Montané o Ricardo Piglia a Carmen Boullosa, Jorge Volpi, Rodrigo Fresán, Carolina López o quien fuera su última pareja sentimental, Carmen Pérez de Vega. Todos, en boca de unos u otros, como base de historias o como co-protagonistas de ellas. En manos de Maristain ese género llamado historia oral brilla al máximo para fortuna de los fanáticos del desaparecido escritor y también, de quienes se aproximan por primera vez a él.

A diez años de distancia y en medio de un torbellino que de cuando en cuando aviva su fuerza, el nombre Bolaño sigue presente, nos guste o no, lo leamos o no. Está y sigue haciendo ruido, incomodando a muchos y enajenando a otros. Y de mientras, en un mundo al que convendría tener más letras, siempre es bueno que un nombre así aparezca. Aunque ello amenace la seguridad de uno que otro “intelectual”. Faltaba más.



comments powered by Disqus