BMW presenta el i3, su primer auto eléctrico


El i3 es el resultado de los más seis años de investigaciones que iniciaron en 2007 con el Project i, que sentó las bases para la obtención de soluciones de movilidad.


POR Staff Rolling Stone México  



El i3 es el resultado de los más seis años de investigaciones que iniciaron en 2007 con el Project i, que sentó las bases para la obtención de soluciones de movilidad.

Por: Benjamín Ortega Chávez

Tres de las ciudades más importantes del mundo, Nueva York, Londres y Pekín, con el problema del tráfico y la contaminación como común denominador, fueron testigos del más reciente lanzamiento de la armadora alemana BMW. Se trata del i3, el primer automóvil de la nueva serie BMW i, cuya principal característica reside en ser 100% eléctrico.

El i3 es el resultado de los más seis años de investigaciones que iniciaron en 2007 con el Project i, que sentó las bases para la obtención de soluciones de movilidad sostenibles enfocadas en los cambios ecológicos, económicos y sociales que se observan actualmente en el mundo entero. Por eso el automóvil presentado hoy se concibió desde el princpio como un vehículo eléctrico que transmite el placer y experiencia de manejo característicos de la marca alemana, pero sin generar emisión contaminante alguna.

La armadora alemana creó lo que llama tecnología BMW eDrive y la aplicó para desarrollar, especialmente para el i3, la arquiectura LifeDrive, que incluye la jaula del habitáculo de material de polímero reforzado con fibra de carbono, el motor eléctrico, la electrónica funcional y la batería de ion de litio de alto rendimiento. Los diseñadores de este nuevo alemán lograron crear un concepto completo. El peso del automóvil, sus prestaciones y su autonomía lo hacen ideal para las ciudades.

El peso que se logró reducir con el nuevo habitáculo compensa el de la batería, que está al centro y en la parte baja del auto, lo que resulta en una distribución de peso ideal entre los ejes del i3 de 50:50 y eso le da mucha más agilidad al coche.

El BMW i3 tiene un motor 100% eléctrico que pesa 50 kilos y es capaz de generar 170 caballos de fuerza, más que suficientes para moverse en una ciudad. Y si creían que por ser un propulsor de esta naturaleza iba a dejar de ser divertido no se preocupen, ya que este coche puede acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 7.8 segundos. Además, como lo vimos en el Mini E, que pudimos probar hace unos meses, el i3 es un coche que se maneja prácticamente con un pedal, pues cuando retiras el pie del acelerador se activa el modo de recuperación, que provoca un efecto de frenado y ayuda a recargar la batería.

De acuerdo con información de la marca alemana, la autonomía de las baterías del i3, dependiendo del estilo de manejo, es de entre 130 y 160 kilómetros en condiciones de uso reales. Y si se activa el modo ECO PRO el coche se configura para ofrecer 20 kilómetros adicionales, mientras que con la función ECO PRO+ brindará todavía 20 kilómetros más. Y si eso les parece poco, hay una opción llamada Range Extender que mediante un pequeño motor de gasolina de dos cilindros puede aumentar la autonomía hasta los 300 kms.

Conectividad al máximo

Como equipo de serie, el i3 incluirá una tarjeta SIM (como la que usamos en los smartphones) para llevar la conectividad y el intercambio de datos a otro nivel dentro de los automóviles. Ahora, además de los servicios de BMW ConnectedDrive, el nuevo vehículo incluirá funciones de navegación desarrolladas especialmente para la movilidad eléctrica. También se creó una aplicación llamada iRemote, mediante la cual los dueños de un coche de este tipo podrán intercambiar información con el auto en todo momento.

Entre los servicios específicos de ConnectedDrive para la serie BMW i están los que tienen que ver con los kilómetros que el coche puede recorrer con el nivel de carga de la batería. Por ejemplo, hay un asistente de previsión de la autonomía que incide en la planificación de la ruta y en el modo de conducción. Si este asistente encuentra que el destino está fuera de rango, enviará una alerta al conductor para proponer cambiar a modo ECO PRO o ECO PRO+, además de que calcula la ruta alterna más eficiente. Además se pueden crear rutas desde el smartphone y enviarlas al sistema del coche, encender el aire acondicionado o calefacción de forma remota y encontrar las estaciones de carga libres que se estén en un rango al que el auto pueda llegar.

En cuanto a la carga, BMW encontró en sus estudios que la gente necesitará recargar el vehículo entre dos y tres veces por semana, y para ello ofrece un Wallbox, que sería el cargador del coche y que puede instalarse en la cochera de los clientes. Sin embargo, también es posible cargar la batería del auto conectándolo a una toma de corriente convencional.

En el apartado de disponibilidad y precios, BMW anunció que el i3 llegará en noviembre a mercados como el de Alemania y otros países de Europa, mientras que en Estados Unidos, China y Japón, entre otros lugares, estará a la venta durante la primera mitad de 2014. La armadora alemana fijó el precio de este coche en €34,950 euros, que son aproximadamente $590,968 pesos.

Tras el lanzamiento, BMW aseguró que ya tiene más de 90 mil peticiones de pruebas de manejo para el nuevo i3.

Cortesía de Paréntesis.com



comments powered by Disqus