La Nueva Guerra Tecnológica


Parece que la moda entre las empresas de alta tecnología será aumentar su participación de mercado con base a demandas por infringir patentes.


POR Staff Rolling Stone México  



Parece que la moda entre las empresas de alta tecnología será aumentar su participación de mercado con base a demandas por infringir patentes.

Por: Javier Matuk

Parece que la moda entre las empresas de alta tecnología será aumentar su participación de mercado con base a demandas por infringir patentes. Apple le ganó a Samsung en la primera gran batalla digital en una corte norteamericana. ¿Qué sigue? ¿Ya no hay innovación? ¿Los usuarios ganamos o perdemos?

Hace un par de años, me platicaba un exitoso programador mexicano –en el Silicon Valley, de California– que las empresas más importantes del sector de tecnología se dedicaban a patentar todo lo que podían y guardar estos activos para el futuro, “así funciona, todos se copian o toman ideas del vecino y nadie dice nada”. “¿Entonces?”, le pregunté. “Ah, cuando ya están desesperados o simplemente quieren dinero, le llaman al departamento legal y comienza la batalla en la corte”.

Suena lógico aunque un poco alejado de las prácticas comerciales tradicionales. Es decir, si veo que alguien me está copiando, la reacción sería instantánea, pero en este microcosmos de la alta tecnología, el software y los servicios, las cosas son un poco diferentes. ¿Por qué? Es un mercado que apenas comienza a entrar a la adolescencia.

La IBM-PC justo acaba de cumplir 30 años, los celulares llegarán pronto a los 20 y el mismísimo iPhone, ícono por excelencia del desarrollo tecnológico, fue lanzado en 2007. En ese sentido, la copia o “toma de ideas” de los demás siempre ha estado presente, y en una especie de “si me copian es que hago bien las cosas”, los diferentes titanes de los bits y los bytes han seguido patentando todo lo que pueden y tratando de comerle el mercado a todos los demás.

Y hablando de mercado, Apple Computer pasó a ser Apple Inc. hace relativamente poco tiempo. Con el éxito del reproductor musical iPod, era de esperarse que la firma entrara al jugoso mercado de la telefonía celular con un producto que ha marcado un antes y después en su segmento. Basta darse una vuelta por cualquier local en donde venden estos equipos para comprobar que “muchos se parecen al iPhone”.



comments powered by Disqus