20 años de curar con música


Placebo invitó al público mexicano a su gran celebración.


POR Michelle Angell  



Foto: Priscila Núñez
Foto: Priscila Núñez

La nostalgia invadió al Pepsi Center WTC aproximadamente a las 21:26 horas de la noche de ayer. El inconfundible riff inicial de “Pure Morning” anunció que Brian Molko y Stefan Olsdal ya se encontraban de pie en el escenario. Tan sólo minutos antes, se proyectó el video de “Every Me and Every You” en las pantallas, con visuales que conmemoraban los 20 años de trayectoria de los británicos. Las luces se apagaron y los gritos disiparon las dudas, Placebo no cancelaría esta vez.

La melancolía que viajó desde los años noventa, comenzó a percibirse en los rostros de los asistentes, que por momentos dejaron de disfrutar del concierto a través de sus celulares y se dedicaron a cantar cada letra de éxitos como “Special Needs”, “Loud Like Love” y “Twenty Years”.

Brian Molko dedicó unas palabras en español a su público —con un acento que podría haberse originado en Madrid— antes de continuar con las concesiones, interpretando cada uno de los hits.

Hace falta recurrir a un tecnicismo para explicar el efecto que tiene la banda en el público mexicano. Placebo: sustancia que, careciendo por sí misma de acción terapéutica, produce algún efecto favorable en el enfermo, si este la recibe convencido de que esa sustancia posee realmente tal acción.

El grupo cumple 20 años de “curar” corazones rotos con frases como: “Soulmates never die”, otorgándole a quien lo escucha el efímero placer de sentirse mejor.

Foto: Priscila Núñez

Foto: Priscila Núñez

La noche fue emotiva. Tras interpretar “Without You I’m Nothing” como una especie de tributo a David Bowie, las ovaciones se acrecentaron. Molko se vio en la necesidad de parar por un segundo y dejar que aquella satisfacción lo invadiera. El agradecimiento se proyectó en su rostro.

Placebo anunció el fin, quizás uno amargo (después de tocar “The Bitter End”), pero regresó en dos ocasiones más.

Las frases de Kate Bush en la voz de Brian Molko culminaron con la celebración, mientras cada uno de los asistentes imaginaba una historia distinta al corear “Running Up That Hill”.

Foto: Priscila Núñez

Foto: Priscila Núñez

Placebo escoge a México a menudo. Sin embargo, la noche de ayer México escogió a Placebo para musicalizar su historia, tal vez, por otros veinte años más.

Setlist de la noche:

1. “Every Me and Every You” (Video)
2. “Pure Morning”
3. “Loud Like Love”
4. “Jesus’ Son”
5. “Soulmates”
6. “Special Needs”
7. “Lazarus”
8. “Too Many Friends”
9. “Twenty Years”
10. “I Know”
11. “Devil in the Details”
12. “Space Monkey”
13. “Exit Wounds”
14. “Protect Me from What I Want”
15. “Without You I’m Nothing”
16. “36 Degrees”
17. “Lady of the Flowers”
18. “For What It’s Worth”
19. “Slave to the Wage”
20. “Special K”
21. “Song to Say Goodbye”
22. “The Bitter End”

Primer encore:
23. “Teenage Angst”
24. “Nancy Boy”
25. “Infra-red”

Segundo encore:
26. “Running Up That Hill (A Deal with God)”

Foto: Priscila Núñez

Foto: Priscila Núñez

Foto: Priscila Núñez

Foto: Priscila Núñez

Foto: Priscila Núñez

Foto: Priscila Núñez

Foto: Priscila Núñez

Foto: Priscila Núñez

Foto: Priscila Núñez

Foto: Priscila Núñez

BANNER APP 166



comments powered by Disqus