CD: David Bowie – ‘Blackstar’


El inquietante ‘Blackstar’, del hombre que cayó a la Tierra, fue su último regalo


POR Staff Rolling Stone México  



Álbum: Black Star | Artista: David Bowie
ISO/Columbia |

Por David Fricke.

Hace tres años, y sin previo aviso, David Bowie dio fin a una década de descanso con el lanzamiento de The Next Day. El segundo trabajo que da a conocer desde ese esperado regreso a los reflectores es una sorpresa aún más grata: Uno de los discos más determinadamente experimentales en su haber.

Producido por su fiel colaborador, Tony Visconti, y editado con la ayuda de un pequeño equipo de músicos de jazz radicados en Nueva York cuyo sonido se caracteriza por su ártica electrónica, Blackstar es un bólido de excentricidad abundante de texturas y afiladas, vívidas letras. Su primer impacto es confuso: La determinación y la inquieta vulgaridad de “Tis a Pity She Was a Whore”; los canturreos y gruñidos de Bowie que evocan una especie de Kraftwerk doo-woop en la distopía sexual “Girl Loves Me”; el espartano y atribulado soul de “Dollar Days”.

El efecto es perversamente atractivo. Este álbum representa el giro más satisfactorio que Bowie ha emprendido para distanciarse de su encanto de leyenda glam desde Low, de 1977. Blackstar es extraño, y eso es bueno.

BANNER APP 153




comments powered by Disqus