Iron Maiden en el Palacio de los Deportes


Los seguidores se fueron felices tras un show épico.


POR Anel Lazcano  



Foto: Salvador Bonilla

La legendaria banda británica de heavy metal, Iron Maiden, regresó a México como parte de su gira The Book of Souls, nombre que lleva su más reciente disco. El Palacio de los Deportes se encontraba repleto de seguidores de la “Doncella de Hierro”. Su primer concierto en la ciudad comenzó con la participación de Anthrax, quienes desataron la energía de los fans.

Anthrax tocó varios temas y al despedirse los seguidores ya se encontraban expectantes. Fueron pocos minutos de espera y pronto se apagaron las luces del recinto, las voces de sus fanáticos parecían una sola mientras coreaban el nombre de la banda próxima a salir al escenario. Se escuchó un estallido y entre destellos de luces salió a escena Iron Maiden.

Foto: Salvador Bonilla

Foto: Salvador Bonilla

Bruce Dickinson entró corriendo y luciendo mejor que nunca a pesar de tener poco más de un año de haberse recuperado de un diagnóstico de cáncer de boca. El cantante de la alineación deleitó a todos con el tema “If Eternity Should Fail” perteneciente al nuevo disco. El álbum The Book of Souls, mantiene el estilo vocal y melódico que caracteriza a la banda y los temas nuevos han sido bien recibidos por su leal público.

La audiencia entró en calor cuando sonó “Children of the Damned“, a la cual le siguieron temas del nuevo álbum como “Tears of a Clown“. La escenografía y el juego de luces cambiaban con cada canción ofreciendo un show impecable como de costumbre. Bruce también cambió de vestuario en repetidas ocasiones, incluso usó una máscara del luchador Blue Demon mientras interpretaba “Powerslave“. No faltó su vestuario de soldado británico y su respectiva bandera para interpretar “The Trooper“.

Foto: Salvador Bonilla

Foto: Salvador Bonilla

La audiencia se encontraba eufórica, y la energía no paró durante casi dos horas, en las que Bruce cantó temas icónicos como “Fear of The Dark“, “Hallowed be Thy Name” y “Iron Maiden“. Un Eddie gigante se paseó por el escenario en su más reciente versión, inspirada ligeramente por las culturas prehispánicas.

La noche llegó a su fin con una puesta en escena épica del tema “The Number of The Beast“, seguida por “Wasted Years“. Los fanáticos se fueron cantando, satisfechos con un show excelente, que si bien no fue un concierto con todos sus temas legendarios logró integrar los clásicos de la banda con sus nuevas canciones. Iron Maiden dejó claro que mientras puedan hacer música seguirán deleitándonos con sus solos de guitarra y sus letras entrañables.

Prepárate para su concierto con nuestra nuestra selección de temas:

.

BANNER APP 154




comments powered by Disqus