La cortina europea cubrió a la Ciudad de México


Hammerfall, Rhapsody Of Fire y Stratovarius lograron una noche de metal inolvidable.


POR Staff Rolling Stone México  



Por Mayk H. Zetter.

Con un lleno en el Circo Volador, el eje Trieste-Helsinki-Gotemburgo, logró una noche de metal inolvidable con tres de sus grandes exponentes.

Rhapsody comenzó encendiendo los motores cuando Fabio Leone, decidió hablar en italo-español en lugar de inglés. Llegaría el momento de escuchar a los reyes del melodic metal y al sonido de “My Eternal Dream”, comenzó el viaje junto a Kotipelto, Jens y compañía, quienes cuidaron cada detalle de ejecución y seleccionaron un set list que mantuvo a todos hasta el tope de energía.

Stratovarius recorrió el pasado y presente musical de la banda tocando temas épicos como “Black Diamond”, “Forever”, “Shine In The Dark”, y el cierre con “Hunting High and Low”. Fue cuando el escenario se preparó para Hammerfall quien inicio marcaría el rumbo de la noche.

Joacim Kans mencionó que era su última fecha del tour e incluirían temas clásicos como “Glory to the Brave”, “Let the Hammer Fall”, entre otros. Cada uno demostró que el día que regresen a la Ciudad de México, hay una obligación moral y musical de volver a estar ahí.

BANNER APP 153




comments powered by Disqus