Suicidal Tendencies sonorizó el pogo más impresionante de Rock al Parque


El Parque Metropolitano Simón Bolívar recibió a 250,000 personas en esta edición del festival.


POR Natalia Cano  



Cortesía Rock al Parque

Cuando Suicidal Tendencies anunció que Dave Lombardo se uniría a sus filas para emprender una gira internacional en febrero pasado, el prolífico baterista dijo que esta etapa le hacía sentir como cuando “todo inició”, refiriéndose a sus primeros pasos con la banda que lo convirtió en una leyenda: Slayer.

En 30 años de carrera, el músico de origen cubano se ha consolidado como uno de los referentes indispensables en material del metal. Precisamente ese lugar de estrella le hace protagonista de actos como el de la noche del lunes, durante el cierre de la 22ª edición del festival Rock al Parque: mover miles de adeptos metaleros, provenientes de diferentes generaciones, para verle en acción junto con el grupo liderado por el vocalista Mike Muir, y que es considerado el pionero del crossover thrash. Porque si de algo puede jactarse Lombardo, es de ser adorado por las masas. Y si de algo pueden presumir los colombianos es de tener a uno de los públicos más apasionados en materia de poderosos riffs, doble bombo, bases rítmicas aplastantes y voces guturales.

Cortesía Rock al Parque

Cortesía Rock al Parque

La esencia de Rock al Parque puede apreciarse en todo su esplendor justo cuando al escenario suben las agrupaciones metaleras para despertar al “monstruo” sumergido en las entrañas del Parque Metropolitano Simón Bolívar de la ciudad de Bogotá, que este año recibió a unas 250,000 personas, de acuerdo con los organizadores. Diversos pogos se pueden observar a lo largo del parque. Algunos más intensos que otros. Sin distinción de géneros, las chicas colombianas también hacen gala de su habilidad para hacer un moshing, y formar parte del ritual. Algunos se caen, se levantan, toman un respiro y siguen en la batalla campal. De fondo se escuchan “You Can’t Me Bring Down”, “Two Sided Politics”, “Subliminal”, “Freedumb” y “Possessed to Skate”. Además de Lombardo, otro latino forma parte de las filas de Suicidal Tendencies: el bajista chileno Ra Díaz.

Dicen los asistentes de antaño de Rock al Parque que el pogo que cientos de jóvenes realizaron la noche del lunes en el set de la veterana agrupación —quienes en unos días llegarán a la Ciudad de México para ser parte de la segunda edición del Festival Hell and Heaven— fue sin duda algo espectacular. Ya lo llaman “el más brutal en la historia del festival”. “Es una apuesta muy difícil, nosotros en Rock al Parque venimos trabajando para bajarle un poco el tono al artista que cierra”, dice Chucky García, programador del festival desde hace tres años, en entrevista.

Cortesía Rock al Parque

Cortesía Rock al Parque

“Durante muchos años se decía quién cierra Rock al Parque, entendemos que quien toca de última debe ser muy importante, pero aquí todos son importantes. Todo tiene que ser bueno, desde las bandas que abren el festival, hasta las encargadas de cerrar”, señala el curador del que es considerado el festival de rock más grande, longevo y gratuito de Latinoamérica. “Como organizadores, apostamos porque el parque se llene desde las primeras horas”, apunta García. Durante la tercera y última jornada del festival, que este año llegaba a su 22ª edición, desfiló también el grupo estadounidense Baroness, que desde que se anunció su participación en el festín rockero causó grandes expectativas entre sus seguidores. La banda californiana presentó en vivo su más reciente y aclamado álbum, Purple. Sepultura, Napalm Death, The Black Dahlia Murder, Todos Tus Muertos, Gustavo Cordera y la Caravana Mágica, Caramelos de Cianuro, Puerto Candelaria y Los Viejos fueron algunos de los grupos colombianos e internacionales que participaron en la maratónica jornada que se celebró del 2 al 4 de julio en el mencionado parque.

BANNER 158 NOTICIAS



comments powered by Disqus