The Rolling Stones debutan en Colombia e invitan a su “parcero” Juanes


El debut de sus “Satánicas Majestades” en Colombia estuvo lleno de grandes momentos.


POR Staff Rolling Stone México  



Por Natalia Cano / Enviada

El debut de The Rolling Stones en Colombia, la noche del jueves, estuvo lleno de grandes momentos, algunos de ellos en compañía de “buenos amigos”. En su paso por el país sudamericano, la legendaria agrupación invitó a Juanes al escenario para realizar un dúo en la canción “Beast of Burden”, incluida en el disco de 1978 Some Girls.

Horas antes del concierto, realizado en el Estadio “El Campín”, en la capital colombiana, Juanes escribió en Twitter que asistiría a ver a sus “Satánicas Majestades”, pero prefirió guardar el secreto de que el gran invitado de la noche sería él.

“Esta noche hemos invitado a alguien a quien queremos mucho, alguien de su país, nuestro parcero Juanes”, dijo en español Jagger a modo de anunciar al músico de Medellín, que emocionado subió al entarimado para sumar su voz a la de uno de sus ídolos de toda la vida, y compartir riffs al lado del no menos legendario guitarrista Keith Richards.

Para Juanes, su actuación de anoche en el debut de los Stones en Colombia es un momento que jamás olvidará. “Ha sido un momento muy especial sobre todo porque es aquí, en Colombia, mi casa, en Bogotá. Dios bendiga @rollingstones!”, escribió el astro colombiano en su cuenta de Twitter.

“¡Hola Bogotá! ¡Hola Colombia! ¡Hola rolos!”, expresó en español Mick Jagger al incio del concierto para saludar a las más de 40 mil almas que se dieron cita desde temprana hora en el mencionado foro. La canción que abrió el repertorio de la noche fue “Jumpin’ Jack Flash”.

El público, conformado por varias generaciones, se mantenía con los ánimos a tope, sin importar los estragos que trajo la tormenta eléctrica que azotó Bogotá horas antes del espectáculo. Diamante Eléctrico fue la banda local elegida para fungir como el acto abridor.

Los Stones no necesitan mayor presentación: a sus más de 70 años, Jagger reitera que puede bailar mejor que cualquier jovencito de 20 años, mientras Richards y Wood hacen gala de sus cuerdas casi mágicas, y Charlie Watts se echa al bolsillo a cualquiera que lo mire tocar la batería.

Con una tarea casi titánica para resumir casi 53 años de rock and roll, sus “Satánicas Majestades deleitaron a viejos y nuevos seguidores con un repertorio que incluyó canciones como “Start Me Up”, “Paint It Black”, “It’s Only Rock ‘n’ Roll (But I Like It)”. “Miss You”, “Gimme Shelter”, además de la infaltable “Sympathy for the Devil” y “Brown Sugar”.

“(I Can’t Get No) Satisfaction”, quizá la canción que se ha convertido en su himno, cerró la velada, en la que parecía todo había valido la pena, y esa deuda que por décadas tuvo la banda con Colombia había sido saldada.

Para muchos, el de los Stones fue el concierto más esperado en la historia moderna de Colombia, una noche en la que se reunieron desde el presidente Juan Manuel Santos hasta los integrantes de Eagles Of Death Metal, la banda californiana que tocaba en la Sala Bataclan, en Paris, cuando los atentados terroristas del 13-N

La gira Olé, con la que los Stones regresaron a Latinoamérica después de una década, llegará a México el próximo lunes para cumplir el primero de los dos conciertos que la banda tiene programados en el Foro Sol, el 14 y 17 de marzo, respectivamente.

BANNER APP 154




comments powered by Disqus