Aerosmith sigue soñando


Pocas baladas y una noche de recuerdos junto a los chicos malos de Boston


POR Staff Rolling Stone México  



Pocas baladas y una noche de recuerdos junto a los chicos malos de Boston

Foro Sol, 9 de noviembre
Pocas baladas y una noche de recuerdos junto a los chicos malos de Boston

Por Juan Carlos Villanueva
Fotos Salvador Bonilla

Los chicos malos de Boston están de vuelta en ese camino que conduce a todo tipo de excesos ya vividos por los “Gémelos tóxicos” de Tyler y Perry; esa avenida que te lleva al glamour del excéntrico rockstar de boca enorme pero con fascinante voz; esa ruta de un solo sentido que sin otro destino más que el rock & roll. Ahí estaban los cinco tipos, todos correosos, añejados, con las arrugas, las canas y esa insoportable levedad de ser una leyenda viviente a cuestas. Ya son tres veces que Aerosmith toca en la Ciudad de México, pero al igual que The Rolling Stones, Steven Tyler y sus viejos camaradas parecen como pactados con el Diablo, aunque suenan como los dioses.

¿Pero qué hacía Tex Tex -míticos emblemas del rock más nacional- abriendo a Aerosmith? Simple, le prendían fuego a la mecha. Bien tocado, bien recibidos, “bien chidos” dirían por ahí algunos güeritos, como hechos en la Condesa, que descubrieron a la banda gracias al Guitar Hero.

Cerca de las 22:00 hrs. sonaron las notas de “Ride of the Valkyries” y en el escenario se dibujaron las alas de su logotipo. Y con un grito de “¡México City!”, la banda tocó esa joyita de 1977 llamada “Draw the line”, en seguida “Love in an Elevator”, “Jaded”, “Janie’s Got a Gun”, “Dude (Looks Like a Lady)” y “Living on the Edge”.

El baterista Joey Kramer tuvo sus cinco minutos de fama cuando ejecutó un solo muy rítmico y poco virtuoso, donde castigó a su batería hasta con manotazos. Fue la introducción para “Eat the Rich”, luego siguieron las baladas “Amazing” y “What it Takes”. En seguida tocaron “Last Child” y el cover a Jimi Hendrix Red House”, para volver de nuevo a la melcocha –tristemente, las baladas fabricadas en MTV fueron las más ovacionadas – con “I Don’t Want to Miss a Thing” y “Crying”.

El bajista Tom Hamilton nos regresó a ese viaje menos rosa con “Sweet Emotion”, y tras el encore, nos invitaron a seguir soñando con “Home Tonight/Dream On”, el cover a Tiny Bradshaw llamado “Train Kept A-Rollin’”, “Walk This Way” y “Mama Kin”.

Aerosmith también sigue en ese sueño que empezó hace 31 años. ¡Shhhh! que no los despierten, que mejor se queden en ese excitante viaje onírico de rock & roll.



comments powered by Disqus