Ballantine’s Loud Blue


Mayor Lazer hizo suya la noche del Loud Blue


POR Staff Rolling Stone México  



Mayor Lazer hizo suya la noche del Loud Blue

En una tarde acalorada de junio, el buffet musical encabezado por Major Lazer y Diplo, ofreció a los tapatíos una memorable jornada

Por Vania Hernández
Foto Víctor Arroyo

Mayor Lazer hizo suya la noche del Loud Blue, el pasado 8 de junio, en el Club Castores, en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco. Todos los detalles estaban fríamente calculados. Pero las cerca de cuatro mil 500 personas no sospechaban la experiencia que el jamaiquino estaba por maquinar.

Para disfrutar la calurosa tarde, el código de vestimenta fue determinante: lentes oscuros, cabelleras largas, shorts, trajes de baño disimulados con faldas, blusas transparentes y una amplia gama de tonos fluorescentes.

A los asistentes se les ofreció accesorios para hacer más llevadera la jornada musical; desde manteles para descansar en el pasto, papalotes, algodones de azúcar y hula hulas, todos en tono azul, ambientados por el color temático del whisky.

Tras un campo minado por globos blancos, los invitados serian recibidos por un globo aerostático, pero debido al fuerte viento, fue imposible instalarlo. La banda 424, de Costa Rica, dio el primer paso en el escenario, pero fue el rap de Simpson Ahuevo, que empezó a moldear las bocinas.

La voz aguda de Astro, de Chile, llamó la atención de algunos asistentes al tratar de localizarlo en el escenario; los capitalinos de Bufi invitaron a bailar, mientras Daniel Maloso despidió la tarde para ceder al calor y dar paso a la cursilería de Sébastien Tellier.

El cantante francés regaló una amplia sonrisa y se disculpó por no hablar español. Algunos de sus fans llegaron corriendo y desde la entrada, grabaron la presentación en su celular. Tellier le dedicó una canción a su madre y recordó la importancia de la familia. Desde el inicio de su presentación se distribuyeron entre el público cientos de globos blancos de helio, con un led color azul en el interior, mismos que fueron liberados cuando el cantante entonó la frase: “¡En el nombre del amor!, ¡suelten sus globos!”.

Porter se presentó a medias. Una cuestión personal complicó la presencia de Juan Son, su vocalista. La banda intentó revivir viejos tiempos en la voz de Daniel Velasco, quien adoptó el look de Porter tras su regreso a los escenarios. Sin embargo el episodio fue imperceptible.

Major Lazer no tuvo clemencia. Desempeñó un papel de director de orquesta, para tener en sus manos a un público obediente y a la orden de sus reglas. Primero, le dieron toda la seriedad al presentarse con traje, pero conforme avanzó la noche terminaron en camisetas sin mangas.

El escenario fue enmarcado por una gran letra inflable “M” en color amarillo y una “L” verde, donde sucedió de todo. Diplo fue su mancuerna para llevar la noche al éxtasis; desde un par de bailarinas flexibles con cadentes coreografías, clases de “perreo”, un grupo de féminas con sus mejores contoneos invitadas a subir al escenario, hasta un caballero que no pudo usar sus manos mientras bailaban encima de él.

Los de Major Lazer envolvieron el ambiente con generosas mezclas con temas de Snopp Dogg, Vanilla Ice, Bob Marley e incluyeron el “Harlem Shake”. The Wookies no pudo seguir el paso de la fiesta, pero se esforzó en dar potencia a su indie-tecno; en la recta final, Diplo, en su turno frente a las tornamesas, buscó llegar al mismo nivel de euforia que con Major Lazer, pero la energía y el público había disminuido. Ya no fue igual.

Loud Blue en Guadalajara

Picture 1 of 32

Loud Blue en Guadalajara, por Víctor Arroyo



comments powered by Disqus