Calvin Harris convierte al Foro Sol en una electrizante celebración


El regreso del DJ y productor escocés a nuestro país estuvo marcado por euforia, colores, energía y mucha diversión.


POR Staff Rolling Stone México  



El regreso del DJ y productor escocés a nuestro país estuvo marcado por euforia, colores, energía y mucha diversión.

Por @Ale Morando
Fotos de Lulu Urdapilleta, cortesía de Ocesa

La noche fría y tranquila del sábado 11 de enero se transformó en una explosión de beats, energía y color tras la presentación de Calvin Harris en el Foro Sol, como parte de la promoción de 18 Months, su más reciente disco.

La fiesta dio comienzo a partir de las 8:00 de la noche, animada por DJs de la talla de Burns y R3hab, quienes prepararon el ambiente con su dinámico electro house para la llegada de Calvin Harris, quien se apoderó del escenario a eso de las 11:30 p.m.

El músico de origen escocés conquistó el corazón de casi 30 mil personas – en su mayoría adolescentes – quienes ataviados con ropas de colores fluorescentes, gorras con mensajes irreverentes y luces multicolor, dejaron atrás sus inhibiciones y se dejaron envolver por la electrizante música de Harris de principio a fin.

El energético set de casi hora y media dio inicio con “Spectrum (Say My Name)” (track en que contó  con la colaboración de Florence + the Machine), para continuar con temas como “Bounce” “Eat Sleep Rave Repeat, “Save The World”, “I Could Be The One”, “Sweet Nothing” y “When We Were Young”, los cuales fueron acompañados por un espectáculo que incluía efectos con láser, cañones de confeti, humo, fuego e impactantes visuales proyectados en las pantallas gigantes del escenario.

La euforia del público fue creciendo conforme avanzaba la noche y alcanzó su máximo nivel en cuanto los acordes de “We Found Love” – tema que Harris grabó junto con Rihanna – comenzaron a sonar. Los asistentes reunidos en el recinto comenzaron a saltar casi al unísono, coreando la canción y haciendo vibrar todo el lugar.

En repetidas ocasiones y al grito de “¡México quiero oírlos cantar!”, el también productor bajaba el volumen de la consola, siendo recompensado con los animados gritos de sus fans, quienes se entregaron al 100% y no pararon de bailar y cantar.

La noche concluyó con el remix de “Summertime Sadness”, original de Lana Del Rey y “Under Control”, precedidas por unas palabras de Calvin Harris, quien agradecido declaró que “es un honor estar en México”.



comments powered by Disqus