CD: High Hopes de Bruce Springsteen


Los nuevos días de gloria de Bruce Springsteen: Clásicos perdidos y toneladas de su guitarra rabiosa.


POR Staff Rolling Stone México  



Los nuevos días de gloria de Bruce Springsteen: Clásicos perdidos y toneladas de su guitarra rabiosa.

High_Hopes_album_Bruce_SpringsteenBruce Springsteen
High Hopes
Columbia

Por David Fricke

El 18avo. álbum de estudio de Bruce Springsteen es un retrato del artista en lo más alto de su juego para el siglo XXI: Dinamita rock-soul y un pathos finamente dibujado y unido por temas familiares y urgentes (la crisis nacional, la lucha privada, el empeño diario por una unión más perfecta) y la fuerza del ganador seguro en el canto de Springsteen.

High Hopes es también una profunda mirada a la última década de Springsteen, lo mejor de él sobre el escenario y en discos desde el primero, con la mirada afilada apuntando al frente. El efecto acumulativo de esta masa de viejos, prestados, tristes y renovados temas es retrospectivo con innovación, corriendo como uno de los épicos conciertos del cantante sin set list: Lleno de sorpresas, todas con un motivo para estar ahí.

Springsteen revive dos canciones más viejas con resultados dramáticos: La acústica que le da nombre a The Ghost of Tom Joad, de 1995, y “American Skin (41 Shots)”, su respuesta a la matanza en 1999 de Amadou Diallo a manos de la policía neoyorquina. Morello ya había electrificado Tom Joad con Rage Against the Machine; él también es clave en esta detonación de Phil Spector.

Destacadas: “High Hopes” y “The Ghost of Tom Joad”.



comments powered by Disqus