CD: My Morning Jacket – ‘The Waterfall’


El séptimo álbum de la banda de Kentucky es el más feliz hasta ahora, con tonos de progre y soul.


POR Staff Rolling Stone México  



My Morning Jacket - 'The Waterfall

waterf
The Waterfall
My Morning Jacket
ATO/Capitol

Por Will Hermes.

Los integrantes de My Morning Jacket no se conforman: Son rockeros del sur que no se llevan con Nashville, héroes de los palomazos que realmente no improvisan, acólitos del rock clásico con  sensibilidades indie rock.

Esto los ha hecho un género de uno solo, y una banda que puede usar el pasado sin sonar como un retroceso. The Waterfall es el más reciente ejemplo de ello, una fusión de pop de los años ochenta envueltos en sintetizadores, prog-rock y soul que todavía se conecta como un emocionante disco de MMJ.

Un LP de ruptura que cae en algún lugar cerca de la aceptación, The Waterfall podría ser el álbum más alegre y viajado de la banda. Notas dobladas estiran la tela de estas canciones como  flashbacks.

“Tropics (Erase Traces)” abre con un arpegio que recuerda al clásico de Yes,  “Roundabout”; es folk rock orquestal con un sorprendentemente lógico desenlace psych-metal. “In Its Infancy (The Waterfall)” recuerda a “Chest Fever” de The Band junto con chillidos estilo el teclado keytar e imágenes de fantasmas digitales; “Thin Line” evoca al grupo de soul, The Stylistics, vía Pink Floyd.

El tenor alto junto con el fácil y sublime falsete de Jim James siguen siendo el alma de la banda. Están especialmente radiantes en “Only Memories Remain”, una canción meditabunda con un  efusivo solo de guitarra que se siente como un atardecer del Pacífico detrás de nubes de cigarros electrónicos, con un balance perfecto entre medicinal y recreativo.

BANNER APP 145




comments powered by Disqus