CD: Prism de Katy Perry


Al final del arcoíris. Max Martin y Dr. Luke se alían con Perry para producir una versión más arriesgada de su arrasador pop.


POR Staff Rolling Stone México  



Al final del arcoíris. Max Martin y Dr. Luke se alían con Perry para producir una versión más arriesgada de su arrasador pop.

prismKaty Perry
Prism

Capitol
Calificación:

Por Jon Dolan

La versatilidad de Prism hace honor a su nombre desde el inicio: La oscura naturaleza felina de “Roar”, el intercambio rapeado en “Dark Horse” (en colaboración con Juicy J de Three 6 Mafia), la glamorosa actitud de “International Smile”.

En “Ghost”, explora la herida abierta de su ruptura con Russell Brand. En “This Is How We Do”, Perry es una relajada chica que se libera de la tensión de la semana yendo de fiesta en fiesta con chicos, poniéndose uñas en un salón y cantando karaoke al ritmo de Mariah Carey.

Resulta impresionante el modo en que la intérprete logró reunir todas esas experiencias en un solo álbum. Pero Perry y sus inseparables colaboradores, Dr. Luke y Max Martin, también apuestan por una intimidad a la sueca más oscura y taciturna, con pinceladas de divas como Robyn y Lykke Li.

Canciones como “Legendary Lovers” y “Unconditionally”, hacen impactantes revelaciones con un trasfondo de impetuoso esplendor europeo.

Perry siempre ha hecho una magnífica labor en participar de la broma del estrellato pop. Tristemente, no siempre logra reflejar el mismo humor cuando se trata de la introspección que ejerce como estrella pop.

Destacadas: “Legendary Lovers” y “Roar”.



comments powered by Disqus