CD: Recess de Skrillex


El joven rey del dance y sus felices ritmos. Álbum debut de elegante ypropositivo pop rítmico.


POR Staff Rolling Stone México  



El joven rey del dance y sus felices ritmos. Álbum debut de elegante ypropositivo pop rítmico.

Skrillex-Recess-Disco-CDSkrillex
Recess
Big Beat

Por Christopher R. Weingarten

El primer disco de de su carrera de ya seis años muestra al DJ en forma, feliz y bien adaptado. Con colegas como los monstruos europeos de la EDM, DJ Snake y Martin Garrix, adueñándose del Top 40, tiene sentido que Skrillex, quien abrió la puerta al lado más agresivo de la música dance, decidiera cerrarla por un momento.

Los temas de Recess podrán llevar títulos como “Fuck That”, pero no te dejes engañar: Los momentos cumbre de las pocas canciones incluidas explotan suavemente, incluso de manera cálida, por contradictorio que suene. Comparadas con los volcanes de brutal ruido que Skrillex estableció como su sello personal, los cúlmenes de Recess son elegantes y amigables. “Ragga Bomb” explora el sonido de principio de los años noventa en el norte de Londres, cuando los frenéticos ritmos del jungle techno colisionaban con el digital dancehall. “Dirty Vibe” parece integrar demasiadas tendencias contemporáneas; reuniendo a Diplo con las superestrellas del K-pop, G-Dragon y CL. Todavía estamos ante Skrillex, tras un largo proceso de remezclas a su propio material. Amémoslo y mostremos nuestra madurez: Está produciendo un pop verdaderamente propositivo.

Destacadas: “Ragga Bomb” y “Dirty Vibe”.



comments powered by Disqus