CD: The Rolling Stones – ‘Sticky Fingers:Deluxe Edition’


La reedición de lujo de su clásico de 1971 revela las primeras tomas de un momento de transición.


POR Staff Rolling Stone México  



the rolling stones

fingers
Sticky Fingers:Deluxe Edition
The Rolling Stones
Universal

Por David Fricke.

El primer álbum de estudio de The Rolling Stones de los años setenta fue su sayonara a un 1969 complicado: La muerte de Brian Jones; Altamont y la entrada temporal de su guitarrista Mick Taylor en Let It Bleed.

Grabado durante más de un año y finalmente lanzado en abril de 1971, Sticky Fingers era una afirmación ecléctica de maduración profunda. Como compositores, el cantante Mick Jagger y el guitarrista Keith Richards lanzaron una amplia introspección (la arrogancia y la alerta de “Sway”, el tinte asiático y la puesta del sol de “Moonlight Mile”), mientras que el tono agudo de Taylor se integró plenamente en la maraña de agudos de “Bitch” y “Brown Sugar”.

Las tomas alternativas en esta espectacular reedición muestran lo difícil que fue para los Stones sonar tan natural. “Dead Flowers” es más folk rock, pero no lo suficientemente country; se extraña la exageración crooner de Jagger. La mitad del pre-palomazo de “Can’t You Hear Me Knocking”, con un sentimiento a la Grateful Dead, se apaga paulatinamente; claramente no había plan B todavía.

La gran sorpresa (junto con la manía en vivo de 1971 y en una edición  aún más de lujo) es un descarte de diciembre de 1970 de “Brown Sugar”: Divertida y salvaje con Eric Clapton en la guitarra slide.

Richards cabildeó brevemente para lanzarla como un sencillo, pero el sentido común prevaleció. Fue el disparo perfecto de salida, tenso y ardiente, que aseguró una segunda década de oro.

BANNER 2 146


 



comments powered by Disqus