Cobertura Especial Cumbre Tajín 2014: Día 1


Lo acontecido en el primer día de la edición de 15 aniversario de Cumbre Tajín.


POR Staff Rolling Stone México  



Lo acontecido en el primer día de la edición de 15 aniversario de Cumbre Tajín.

Por @Andrés Díaz
Fotos: @Salvador Bonilla

La festivalitis ha sido un fenómeno que en los últimos años ha ido en aumento, lo cual tiene sus ventajas y desventajas. Las buenas es que crean un buen flujo para que vengan artistas internacionales que difícilmente vendrían en un show y por otro lado, da una buena plataforma de promoción para las bandas nacionales. La parte negativa es que se convierten en simples negocios en donde no importa la calidad del evento, sino la cantidad de gente que asiste.

Cumbre Tajín, aparte de que huye de la masificación innecesaria y que cumple esta labor positiva antes mencionada, es auténtico, porque se envuelve de la cultura totonaca para convertirse en el principal promotor de su cultura sin una visión morbosa que sólo lo exponga como algo folclórico o de “aparador”, sino que por medio de talleres, escuelas, danzas acciones ecológicas, terapias y conferencias lo vuelven práctico para que la gente se lo apropie y se lo lleve no sólo como un recuerdo sino como experiencia de vida.

Es por ello que a los artistas desde que se les extiende la invitación para que asistan, se les otorga un libro referente a la cultura Totonaca (incluso, mencionan que Björk tiene ese libro en el centro de mesa de su casa) para que sientan que no es un festival cualquiera, sino que se integrarán a un concepto espiritual y cultural que se aterrizará en una presentación en vivo el el nicho cultural llamado Parque Takilhsukut con un escenario principal que cualquier otro festival envidiaría.

La primera jornada no contó con tanta gente como se esperaba (considerando que el equinoccio comenzó este día). Es interesante ver que es un evento muy familiar, ya que hay desde estudiantes, madres, abuelos y mucha gente joven que previo a comenzar la jornada musical recorren las diferentes Casas en el parque para averiguar sobre la danza, gastronomía, sanaciones, carpintería y teatro representativo de los Totonacas.

Posterior a un rito local, el escenario arrancó con los Macuiles, banda local proveniente de Xalapa que transporta al son jarocho a la actualidad al fusionarlo con elementos de blues y flamenco. Los pocos asistentes que se iban reuniendo bailaron a la mínima provocación comprobando el ambiente ameno que todo el contexto del festival da.

Siguió la banda de Mallorca, España L.A., que lejos de ser una abreviatura para la ciudad estadounidense son las siglas de su fundador Luis Alberto. Ellos exploran el rock de los noventas y bandas como Kings Of Leon o Coldplay en su repertorio, el cual tuvo un buen recibimiento a pesra de estar en el estatus de propuesta. Estaremos escuchando mucho de ellos en los próximos días ya que aparte de ser parte del elenco del Vive Latino, serán los teloneros de Placebo y tendrán algunos shows en venues como Caradura.

Uno de los puntos más cálidos de la jornada fue con Bajofondo, el proyecto del ya conocido productor Gustavo Santaolalla, quien previo a su presentación dio una conferencia de prensa en donde hizo hincapié que no sólo son una banda de tango electrónico, sino que por su complejidad musical y variadas influencias buscan crear un estilo para poner a la gente a bailar y emocionarse. El espíritu latino afloró con canciones como “Olvídate” y “Pide Piso”.

Posiblemente el momento más representativo de lo que es Cumbre Tajín fue con Edward Sharpe & The Magnetic Zeros, ya que ellos irradian una vibra muy feliz por la suma del talento de todos sus integrantes, ya que podríamos considerarlo como un colectivo. Así como lo demostraron en el Quesadilla Spring Tour hace tres años en la ciudad de México, Alex Ebert y Jade Castrinos demostraron ser una banda que le gusta “tocar” a la gente en el sentido literal, ya que a la mínima provocación bajaban del escenario para extender sus manos y sentir físicamente a la gente, la cual se contoneó al ritmo de sus canciones como “That’s What’s Up”, “Let’s Get High”, “Up From Below” y su hit “Home”.

El cierre fue con Jack Johnson, quien previo a su presentación pudimos tener una exclusiva entrevista que podrán leer pronto. Platicamos sobre el interés que tiene en la relación del ser humano con la naturaleza, ya que como proviene de Hawaii para él es algo básico que gracias a su fama trata de comunicar a sus fans. Incluso en esta parte de la gira latinoamericana está apoyando a instituciones en cada país para apoyar un problema local, como lo es el limpiar las playas de basura. La audiencia se emocionó con sus canciones, principalmente la que provenía de Estados Unidos, ya que aún tiene territorio por conquistar en México y qué mejor paso que su presentación en Cumbre Tajín.

Bajofondo en Cumbre Tajín 2014

Picture 1 of 13

Foto: Salvador Bonilla

BANNER CONT 3 130



comments powered by Disqus