Cobertura especial. Electric Picnic 2011: Día 2


Día 2 en el Electric Picnic: Trinity Orch Daft Punk, The Undertones, Blonde Redhead, OMD, James Blake, Lykke Li, Arcade Fire, Public Enemy, The Chemical Brothers y más…


POR Staff Rolling Stone México  



Día 2 en el Electric Picnic: Trinity Orch Daft Punk, The Undertones, Blonde Redhead, OMD, James Blake, Lykke Li, Arcade Fire, Public Enemy, The Chemical Brothers y más...

Por Verónica Galicia y Paola García
Fotos: Paola García

Pese a que muchos pronosticaban que sería un día terrible por la lluvia, el de ayer fue uno de los más tranquilos del festival. Una pequeña llovizna cayó por la tarde, cuando el festival apenas iniciaba, pero eso no paró a la gente que ya estaba reunida para ver a los abridores del escenario principal, Trinity Orch Daft Punk, que es una orquesta irlandesa que se especializa en tocar covers de grupos como Radiohead, por lo que fue una gran sorpresa escuchar canciones como “Something About Us” y “One More Time” a cargo de una banda escolar, con la misma intensidad y ritmo que el de la dupla francesa. Sin duda un buen arranque para el segundo día del festival.

Para nuestra sorpresa, los irlandeses ya estaban bastante repuestos de la fiesta de la noche anterior. La zona de campamento se va deteriorando conforme pasan los días, uno puede ver zapatos y ropa tirada afuera de las casas de campaña, pero la gente arranca desde temprano con gran energía que, según nos dijeron, consta de la mezcla de cerveza y un poco de agua. Remedios caseros que sin duda les han funcionado de maravilla.

Irlanda dio un muy caluroso recibimiento a los nativos e iconos del punk, The Undertones, quienes al filo de las 4 comenzaron a tocar en el Crawdaddy Stage. Como parte de sus shows del 35 aniversario, la banda tocó en su totalidad su disco debut y homónimo de 1979, el cual contiene grandes éxitos del punk como “Get Over You”, “Here Comes the Summer” y el himno “Teenage Kicks”, canción que el mismo John Peel considerara entre sus favoritas. El sonido característico de la banda se preserva intacto, Paul McLoone se movió y brincó por todo el escenario en poses sugestivas, mientras entre el público se vivió una verdadera celebración al punk, donde ni siquiera los guardias de seguridad pudieron dejar de cantar e incitar a la gente a unirse.

Luego de la gran actuación de The Undertones siguió Blonde Redhead, que tuvo una actuación un poco accidentada. Al parecer los niveles de audio se quedaron programados con el de The Undertones y para cuando llegó el trío, las voces sonaban mal y la guitarra de Kazu Makino se perdía en momentos. Sin embargo el trío continuó y luego de esos desperfectos, ofreció un muy buen show en el que tocaron “Here Sometimes” y “23”, entre otras.

blonderedhead

Afuera de la carpa caía un sol increíble, que rompía con los pronósticos de lluvia que todos nos habían advertido, así que continuamos recorriendo el lugar – aunque en los dos que llevamos aquí no hemos podido recorrerlo por completo- y encontramos algunas esculturas de madera talladas a mano, un pino hecho de troncos de árboles en los que la gente te sentaba a tocar algunas notas, y algunas esculturas relacionadas con la tradición de los duendes y las hadas de Irlanda.

Un bello atardecer dio inicio a la esperada presentación de OMD, quienes han estado de tour en todos los festivales de este verano y a quienes tendremos oportunidad de ver en el Corona Capital el próximo mes de octubre. Bajo la premisa de “el Sol brilla, es sábado por la noche, así que no los vamos a aburrir con ninguna mierda electrónica experimental”, OMD tocó sus grandes clásicos como “Enola Gay“, “Tesla Girls“, “Joan of Arc” y “Souvenir” con una brillantez y frescura que demostró que están muy lejos de sonar a una banda atrapada en los ochenta.

omd

La puesta del Sol fue el marco perfecto para James Blake, quien tocó temas como “Limit To Your Love” y “Enough Thunder”, mientras la gente lo escuchaba atenta sentada sobre el pasto, en un semi silencio que sin duda llamaba la atención y que a él, en particular, lograron emocionarlo y hacerlo que se desbordara en agradecimientos.

Momentos después en ese mismo escenario Lykke Li sorprendió con su show. Parecía que el clima se había adaptado a su set, porque en cuanto subió al escenario el Sol se ocultó y la temperatura comenzó a bajar. El hielo seco del escenario le ponía misterio al ambiente y de pronto, las bocinas del escenario principal estaban reventando en batucazos. A diferencia de sus primeros shows, Lykke Li interactúa más con su banda, llena de dramatismo sus canciones y en algunas se une a las percusiones con tremendo golpes que rompe la melosidad y la transforma en algo mucho más salvaje y hasta pasional como en “Sadness is a Blessing”, “I Follow Rivers” y “Dance Dance Dance”; además de sus covers a The Knife y a Jay-Z con “99 Problems”, que lograron preparar a la gente para Arcade Fire.

Lykke Li

Desde el primer día mucha gente hablaba de Arcade Fire, al parecer los canadienses son el hit del momento en esta parte del mundo. Como en el resto de su gira llenan el escenario con marquesinas de un estadio de futbol, de fondo se ve la imagen del vecindario que aparece en la portada de su último disco, The Suburbs. Nuevamente la bandada sube al escenario y comienzan con tal energía que erizaban la piel. Resultaba sorprendente escuchar los coros de “Wake Up” retumbar en la garganta de miles de personas y ver que, la banda consciente de eso, aumenta la intensidad para responder de la misma forma. Arcade Fire se ganó su lugar como hacedores de himnos de estadio, cosa que aquí encaja a la perfección.Arcade Fire

Unas de las últimas bandas agregadas al cartel del festival fue Public Enemy, que ofreció una increíble presentación justo entre Arcade Fire y The Chemical Brothers. Con la pose característica de la banda, Public Enemy puso a los irlandeses a brincar al ritmo de beats e improvisaciones, mezclado con muchos de sus grandes momentos como “Fight the Power“, “He Got Game” y “Don’t Believe the Hype“. Chuck D dio un muy caluroso mensaje a irlanda, agradeciendo el apoyo y aceptación que han tenido durante estos 20 años, así como Flavor Flav, quien dio un discurso sobre la paz y el poder, cerrando la presentación al ritmo de “One Love” de Bob Marley.

Public Enemy

Pese al terrible frío que azotaba en el Electric Picnic, la gente esperó entrada la noche para ver a The Chemical Brothers, quienes envueltos en la cortina de leds hicieron sonar remezclas de sus clásicos “Get Yourself High”, “Do It Again” y “Block Rockin’ Beats” hasta las primeras horas de la madrugada, haciendo que el calor y el cansancio se olvidara aunque fuera por unos cuantos minutos, o hasta el día siguiente, donde el broche de oro correrá a cargo de Jarvis Cocker y compañía en el regreso de Pulp a los escenarios.

The chemical brothers



comments powered by Disqus