Cobertura especial Lollapalooza 2013 – Día 3


El cierre de la edición 2013 del Festival incluyó la participación de Phoenix, Jake Bugg, Tegan and Sara y The Cure.


POR Staff Rolling Stone México  



El cierre de la edición 2013 del Festival incluyó la participación de Phoenix, Jake Bugg, Tegan and Sara y The Cure.

Por Paola García

Fotos: Vero Galicia y Giancarlo Viloria.

El tercer día de Lollapalooza 2o13 fue, sorpresivamente, el más tranquilo de la jornada musical en Chicago. La afluencia de gente fue menor, aunque se hablaba de al menos unos cien mil asistentes tan sólo ese día para ver a bandas como Phoenix, The Cure, Vampire Weekend y The Vaccines.

Uno de los actos que lograron sorprender fue el de Palma Violets. Jake Bugg, el llamado “niño prodigio de Inglaterra”, no corrió con mucha suerte sobre el escenario, su fuerza musical no se hizo presente y no logró contagiar a los pocos asistentes que se habían dado cita en su escenario, y es que lo de Bugg no es interactuar o tratar de agradar al público con los típicos “Son el mejor público Chicago”, simplemente se monta sobre el escenario con guitarra en mano y se dispone a hacer lo suyo: cantar, al puro y frío estilo británico, llamando la atención no con su “gran carisma,” sino con el interesante sonido que despliega en compañía del  arsenal de músicos que lo acompañan.  Es ahí cuando uno logra entender por qué los hermanos Gallagher, Ian Brown y los de Kasabian han apadrinado a este joven músico de apenas 19 años.

Más tarde, en ese mismo lugar, Baroness demostraba que no había escenario pequeño para reventar los oídos con estruendosos guitarrazos, o bien, que nunca es demasiado temprano para una buena agitada de melena, como lo demostró su bajista Peter Adams, quien emocionado parecía reventar la cuerdas del bajo a cada pisada. John Baizley, el vocalista, de igual forma soltaba guitarrazos y alaridos al aire, logrando que la gente que pasaba por el escenario se quedará a ver un poco del show y a escuchar algo del Yellow & Green, su reciente disco.

Los de Alt-J consiguieron algo que, para muchos británicos, resulta casi imposible en un festival estadounidense: llenar un escenario. Y es que los recién ganadores del Mercury Prize consiguieron algo que ni Black Sabbath o Radiohead lograron en ediciones anteriores, que era cautivar al público del festival y hacer que abarrotaran su escenario. El hacerlos berrear “Breezeblocks”, sólo fue un mérito extra bien ganado. Un excelente adelanto de lo que podrá verse esta semana en nuestro país.

The Vaccines no corrieron con la misma suerte que sus compatriotas de Alt-J, ya que su escenario no solo tuvo pocos asistentes, sino que a pesar del carisma de Justin Young y lo divertida y poderosa que es la banda en vivo, nunca lograron conectar por completo con el público que pasaba de largo de su escenario, aunque sí lograron hacer que algunos corearan “If You Wanna” y “Post Break-Up Sex”. Parte de eso también se debe a que muchos esperaban el show de Vampire Weekend, que tenía a gente bailando poco más allá de la mitad del Grant Park. Uno a uno los éxitos de los neoyorkinos fueron sonando trasformando aquello en una enorme fiesta “playera” aún cuando las nubes indicaban lo contrario, el set arrancó con “Cousins” y le siguieron “Cape Cod Kwassa Kwassa” y “A-Punk”; por donde voltearas había gente vuelta loca brincando al ritmo de la banda. Sin duda es un show que no deben perderse en la próxima edición del Corona Capital.

Del otro lado del parque todo parecía estar listo para The Cure, claro, menos la gente que se había volcado sobre el escenario Bud Light donde después de Vampire Weekend estaría Phoenix. Fue así que, con un escenario semi lleno, Roberth Smith y compañía salieron a escena con “Plainsong”, seguida de “Pictures of You” y “Lullaby” en lo que parecía un emotivo cierre de Lollapalooza. Obviamente Smith no era el mismo que llenaba de misterio los escenarios en los ochenta, el maquillaje ya no se corre en su rostro y el cabello desalineado ha dejado de tener forma con el paso del tiempo, mucho menos baila desquiciadamente al ritmo de “Love Cats”, pero lo que aún conserva fielmente después de los años de exceso en el rock & roll, es la increíble voz y las gesticulaciones que parecen hipnotizar cuando entona “Lovesong” o “The Walk”. Su set reunió de todo, desde los éxitos clásicos como “Close to me”, hasta los no tan populares “One Hundred Years” y “The Hungry Ghost” que para el público festivalero sediento de escuchar los hits, resultó demasiado “denso”, así que después de un rato la gente caminaba rumbo al But Light para alcanzar el show de Phoenix. Luego del encore, The Cure regresó con los clásicos “The Caterpillar” y “Let’s Go to Bed”, para cerrar con una menos agitada versión de “Boys Don’t Cry” con la que se despidieron del escenario. No fueron más de tres horas como en México, pero al menos sí lograron recorrer parte de su enorme discografía en 120 minutos, y cerrar de forma melancólica uno de los escenarios principales en Lolla. Pronto su regreso a México, ésta vez, en Monterrey.

Los que cerraron con broche de oro en Chicago fueron los de Phoenix, que después de las críticas sobre su aburrida presentación en Coachella, parecen haber modificado el set para su noche en el Grant Park. Miles de personas abarcaban la mitad del parque para verlos y escuchar aunque fuera a lo lejos algo de su música. Éxito tras éxito fueron sonando, desde un aguerrido “Lasso”, hasta “Lisztomania” y “Long Distance Call”, hasta un muy bien aceptado “Entertainment”, de su nuevo disco Bankrupt!, para abrir y cerrar su desquiciada presentación en la que ya no importaba el cansancio, si se tenía de fondo tan buena música. Quizá sea recordado, más allá de su gran set, por el crowd surfing de Thomas Mars, a quien le tomó al menos varios minutos el poder regresar completo al escenario, tal como lo hiciera hace algunos años en el Palacio de los Deportes. Esperemos que repita la hazaña en el Corona Capital.

Alt-J

Picture 1 of 29

Foto por Vero Galicia

istockphoto_5590629-hand-cursorNo te pierdas nuestra cobertura especial de Lollapalooza 2013.



comments powered by Disqus