Coca – Cola Olympic Beat Fest


Los Claxons, Sussie 4, Kinky, Belanova, B.o.B. y Girl Talk fueron los encargados de iniciar la verbena con la excusa de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.


POR Staff Rolling Stone México  



Los Claxons, Sussie 4, Kinky, Belanova, B.o.B. y Girl Talk fueron los encargados de iniciar la verbena con la excusa de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Por: Jorge Ramis (@jramiiis)

“Comparte el espíritu” era la frase que imperaba en todas las pancartas de Sidney, Australia, en el verano de 2004, cuando recibían por primera vez en su historia la justa Olímpica. Ayer (11 de julio) en el Palacio de los Deportes, se llevó a cabo el Coca-Cola Olympic Beat Fest; con el mismo objetivo de aquella frase: contagiarnos de la fiebre competitiva. Los Claxons, Sussie 4, Kinky, Belanova, B.o.B. y Girl Talk fueron los encargados de iniciar la verbena con la excusa de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Los colores de las Olimpiadas destacaban en todo momento: rojo, blanco y amarillo cubrían la entrada al foro. Se acentuaban, sobretodo, los cinco anillos de la bandera olímpica. Los primeros en subir al escenario fueron Los Claxons, que no tocaron para muchas personas, pues el foro no estaba ni al 30% de su capacidad. No obstante, la gente los quiere y les apoya. Tras una presentación corta y pausada, los jóvenes de Sussie 4 continuaron la fiesta.


Sussie 4 siempre han sido reconocidos por sus admirables actos en vivo. Sin embargo, la calidad de audio del Palacio de los Deportes hace que la conjunción musical sea más complicada. Aún así, la agrupación manifestó un buen humor arriba del escenario, lo que provocó que el público soltara unos cuantos pasos de baile. Terminaron su presentación acompañados de una improvisación llena de metales, loops, samples y guitarrazos que sorprendió a una gran parte del público. Salieron del escenario mientras recibían una aceptable cantidad de aplausos.

Kinky, sin duda, conservan la supremacía de la pista de baile mexicana. Ayer demostraron el porqué son una de las bandas más queridas por el público nacional, pues canciones como “Hasta quemarnos” y “Después del After”, articulan la identidad de la banda, la cultura del mexicano y lo transmutan a un espectáculo muy honesto en su discurso: pasarla bien, lo demás no importa. Aunque tocaron para la mitad de la pista del Palacio de los Deportes y el sonido tampoco les favoreció, los oriundos de Monterrey cumplieron su objetivo: empezar una fiesta, como siempre lo hacen. ¿Qué sigue después del After? Belanova.

Belanova reunió más gente que Kinky, sin embargo, la pista no estuvo ni cerca de llenarse. Belanova es una de esas bandas que sufren del continuo vilipendio por parte de melómanos y críticos, pero que, salvajemente, siguen convocando a una vasta cantidad de gente cada que tocan en el DF. Sus grandes éxitos sonaron y el público les respondió bien. Aunque si una presentación de Belanova no es algo memorable, en el marco del Festival no pasaron desapercibidos, ya que fueron el acto más concurrido. De nuevo la calidad del sonido falló, más no fue excusa para que nadie dejara de pasarla bien.


B.o.B, con su escolta de bailarinas, coristas y su banda, subió al escenario para así reventar las bocinas del Palacio. El aforo fue menor que el de Belanova, pero puso a todo el público a agitar sus manos al unísono de la música. La cumbre de su exhibición fue cuando, en un momento inesperado, su banda comenzó a tocar los acordes de “Beautiful Girl”, aquella canción que hizo en colaboración con Bruno Mars y que los llevó a la fama (al segundo más que al primero). La audiencia estalló de júbilo y así, tristemente, se fue en declive. La gente ya se había hartado de tanto rap y comenzó a salirse. No obstante, y sin vacilar, B.o.B. dio una buena muestra de un concierto “one hit wonder”. ¿B.o.B. será un One Hit Wonder (con una canción que ni siquiera es completamente suya) o un éxito comercial? El tiempo nos lo dirá. Mientras tanto, México ya fue testigo de su rap sustancioso.

Para las once de la noche, Girl Talk, un controversial DJ, empezaba a calentar. Quince minutos antes, en una conferencia de prensa, les aconsejaba a los nuevos músicos: “No tengan miedo de hacer enojar a la gente, si no hacen enojar a alguien, entonces están haciendo algo mal”. Girl Talk, con un juego de tres pantallas adelante, un tercio de la pista del Palacio de los Deportes llena, una buena cantidad de gente bailando arriba del escenario y sus visuales lúcidos, tomaron por tirano a la Ciudad de México. Su set es una interminable mescolanza de samples, loops y rimas que convierten a sus mashups en algo exageradamente divertido. Además, el uso de confeti, globos con helio, balones, y papeles de baño, le dan un toque psicodélico a sus sets. A-ha, Jimmy Eat World, The Ramones, Beck, M83, son algunas de las bandas que pasan a través de su computadora. Si bien el foro no favoreció la actuación del DJ, pues sí le quedó grande, Girl Talk cumplió con todas las expectativas. El acto del estadunidense es de aquellos que no deberían terminar y que te harán pensar “Ojalá pudiera contratar a Girl Talk para mi cumpleaños”.

Coca Cola Olympic Beat Fest

Picture 1 of 7

Coca Cola Olympic Beat Fest



comments powered by Disqus