Pearl Jam


La celebración de los 20 años de Pearl Jam sobre los escenarios terminó con la memorable “Yellow Ledbetter”, quizá uno de los finales más memorables para la banda en esta enorme gira en la que sin duda, han logrado sorprender a los fans…


POR Staff Rolling Stone México  



La celebración de los 20 años de Pearl Jam sobre los escenarios terminó con la memorable “Yellow Ledbetter”, quizá uno de los finales más memorables para la banda en esta enorme gira en la que sin duda, han logrado sorprender a los fans...

La celebración de los 20 años de una banda que musicalizó a una generación.

Por @Paos García
Fotos Salvador Bonilla y Oscar Villanueva, para Rolling Stone México

Parece tan lejana aquella época en la que Eddie Vedder trepaba por las estructuras del escenario cantando desde las alturas para luego dejarse caer sobre el público; de aquel que agitaba salvajemente su larga melena mientras se desgarraba la garganta y que disgustaba a los moralistas. De aquel Pearl Jam que se manifestaba en contra de Ticketmaster por el precio elevado de los boletos, de la guerra mediática entre Vedder y Kurt Cobain, de cuando los fans de México reunían firmas tratando de convencer a la banda para que nos considerara dentro de su gira. Son exactamente 20 años los que han pasado, y que al lado de Pearl Jam han transcurrido como una especie de soundtrack generacional en el que los recuerdos se han convertido en canciones y se han materializado en 9 discos de estudio.

“No somos los mismos de hace 20 años”, dice Vedder tratando de justificar su “falta de dinamismo” sobre el escenario. Su melena ya no es larga, aunque aún agita la cabeza con ese aire de salvajismo que siempre ha llevado a otro nivel los riffs de Mike McCready. Es cierto, Pearl Jam no es el mismo que azotaba en los noventa, pero la comunión con su público, ésa en particular, sigue intacta al menos para los mexicanos.

Pearl Jam
El Foro Sol estaba a reventar y entre la gente se escuchaban cosas como ¡Yo usaba bermudas y mis Dr. Martens como Vedder! ¡Yo estaba en la secundaria cuando salió el Vitalogy! ¡Yo firmé la petición para que vinieran a México! Todos trataban de hacer memoria sobre lo que hacían hace 20 años o cuando escucharon por primera vez a la banda.

Release” fue la que activó la máquina del tiempo y remontó a todos hasta 1991, cuando salió el Ten; la enorme masa de gente le dio un caluroso recibimiento a la banda, que inicialmente se limitó a tocar pero que después cayó rendida ante los mexicanos. El set fue un emotivo recorrido por su discografía, desde el Vitalogy con “Last Exit”, Yield con “Given to Fly”, No Code con “Red Mosquito”, hasta el Backspacer con “Just Breathe”.

Su set de luces dejaba ver la monstruosidad del escenario, aunque la transmisión de las pantallas no estuvo a la par -la imagen estaba al revés y hacía a Vedder zurdo- al igual que el audio, que en algunos puntos del Foro sonaba terrible y no dejaba disfrutar a la perfección aquellos solos que se despuntaron en canciones como “Even Flow”. Sin embargo, desde las alturas del lugar, una de las cosas más sorprendentes de la noche fue cuando la gente acompañó a Pearl Jam con los encendedores –sí, los viejos encendedores, no las nuevas luces de celular- lo que hizo que  Vedder rompiera la concentración para agradecer el gesto. Inevitablemente las cabelleras se agitaban al ritmo de canciones como “Do The Evolution” y “Jeremy”, aquella que quizá no muchos creían que sonaría, pero que esperaban escuchar.

Pearl Jam
Cuando parecía que el concierto había llegado a su fin, la banda arrancaba de nuevo con otro clásico, así regresaron en dos ocasiones durante las casi tres horas que duró el show. La segunda parte fue quizá la mejor, reventaron “Black” y de nuevo los encendedores transformaban al Foro en una especie de planetario, Vedder y compañía estaban absortos, los ojos brillosos y hasta una que otra lágrima acompañaron el instante cuando el publicó alargó la canción imitando al riff final. “Alive”, una de las más esperadas y coreadas, fue el preámbulo de la guerra de vasos de cerveza que se desató con Rockin’ in the Free World” –de Neil Young– de fondo.

La celebración de los 20 años de Pearl Jam sobre los escenarios terminó con la memorable “Yellow Ledbetter”, quizá uno de los finales más memorables para la banda en esta enorme gira en la que sin duda, han logrado sorprender a los fans con canciones inesperadas que han sido rescatadas del baúl de los recuerdos.

Pearl Jam
Es cierto, los de Pearl Jam no son los mismos, pero pocas bandas logran sobrevivir al paso del tiempo con la misma ferocidad que los llevó a iniciar y que a la vez, los hizo musicalizar la vida de toda una generación.

Si te perdiste el concierto, o quieres revivirlo, la retransmisión del show se llevará a cabo este 25 de noviembre a través de Pearl Jam Radio, a través de Siriusxm.com, para suscriptores del portal.



comments powered by Disqus