Corona Capital: Día 2


Entre las presentaciones más esperadas estaban The Vaccines, Alabama Shakes, Black Keys y por supuesto, New Order.


POR Staff Rolling Stone México  



Entre las presentaciones más esperadas estaban The Vaccines, Alabama Shakes, Black Keys y por supuesto, New Order.

Textos: @Verónica Galicia, @Vania Hernández, @Jorge Ramis

Fotos: Salvador Bonilla, Antonio Sánchez
Edición: Romina Pons (@rominapons)

En el segundo día del Corona Capital, llegó mucha más gente a la curva 4 de Autódromo Hermanos Rodríguez que el día anterior. Entre las presentaciones más esperadas estaban The Vaccines, Alabama Shakes, Black Keys y por supuesto, New Order.

L.P. – Escenario Capital
Esta chica neoyorkina ha acaparado los reflectores de su ciudad. Into The Wild, el título de su disco, es la mejor manera de describir su espectáculo: folk salvaje. Apenas eran las dos de la tarde y el Sol ya comenzaba a quemar, Laura Pergolizzi reunió poca cantidad de gente y atrajo a unos cuantos curiosos. Valió la pena, la simpleza de la cantante hace que otros actos como Regina Spektor y Florence + The Machine parezcan puros berrinches. L.P. es muy natural cada que se sube al escenario y eso se nota en la simpleza de sus músicos, aunque su música no pierde ese toque cursi que la sigue a todas partes. La capacidad de alcanzar notas muy agudas y de silbar como si fuera Andrew Bird, son dos de los talentos de la estadounidense, a la que habremos de echarle un vistazo, pues va por buen camino.

The Big Pink – Escenario Corona
El trío liderado por Robbie Furze demostró un gran poderío con sus sampleos a la Kanye West, combinados con unos sutiles efectos de shoegaze que producen sus estrepitosas guitarras. La agrupación cargó con una energía impresionante en el escenario, Robbie es un gran frontman y gracias a eso el público los recibió de una buena manera. Sin tanta gente, y apenas siendo las tres de la tarde, The Big Pink conquistó el corazón de muchos y puso a bailar a sus seguidores. También influía el factor de las guapísimas chicas que acompañaban a Robbie en el escenario. Sin duda, fue una presentación mucho más intensa que la que tuvieron hace un par de años, en el Indie O Fest, y que amenizó la tarde de una manera única.

The Vaccines – Escenario Corona
Abrieron con una fuerza impresionante con “Wreckin’ Bar (Ra Ra Ra)”, seguido de un “Somos The Vaccines” y de toda la gente que estaba alrededor corriendo al escenario Corona para verlos. Ellos lo dijeron; este año se han concentrado en sonar increíblemente duro en vivo, y lo demostraron con un conciso set de una hora con los mejores cortes de sus dos discos mientras el Sol se ponía, y la gente bailaba descalza en el pasto.

The Raveonettes – Escenario Corona Light
Sharin Foo no podía verse mejor: vestido negro, estoperoles en las mangas, su melena rubia, y el característico sonido ruidoso de su bajo. El duo danés comenzó con mucha fuerza y agradeciendo a México. Mientras más tocaban, más gente se acercaba. El sonido de The Raveonettes en vivo tiene esa capacidad de hipnotizar y llenar espacios… para cuando tocaron “Dead Sound” había el doble de personas disfrutando de un hermoso atardecer escuchándolos.

WhoMadeWho – Bizco Club
En su primera visita a México, WhoMadeWho sintió el poder y el apoyo de los mexicanos. Fue así como fluyeron “Running Man”, coreada por los asistentes con devoción, y la hipnotizante “Never Had the Time”, para dibujar una amplia sonrisa en los integrantes.

The Drums – Escenario Capital
Ésta no fue la primera vez que se presentan ante un público mexicano, y es que hay una vibra muy especial cada que los Drums arriban a nuestro país. Con su nuevo disco Portamento, los neoyorkinos demostraron por qué son uno de los actos más queridos de la actualidad, y es que su estilo pop alegra las tardes de muchos. A pesar de que el sonido falló por momentos, su actuación no dejó de ser electrizante y una de las más divertidas del cartel.

James Murphy – Bizco Club
La leyenda de la música electrónica se presentó ante la atiborrada carpa del Bizco Club. El vocalista de la extinta banda LCD Soundsystem ofreció un set impecable que simplemente atrajo a muchos curiosos que tenían sed de fiesta. Su actitud fue increíble, se le notaba feliz de estar ahí y eso se reflejaba en su música, cuya intención sólo era la de abrir una pista de baile. Un acto refrescante que sirvió para que muchos espectadores pudieran divertirse, descansar y relajarse durante un rato.

My Morning Jacket – Escenario Corona
En una pantalla de leds, la imagen de un enorme búho color blanco con las alas extendidas anunció el turno para My Morning Jacket. Acompañados por dos figuras de oso colocadas junto a los instrumentos, la banda entonó sus canciones dotadas de intensidad, que prendieron desde el primer contacto con el público. Jim James, el vocalista, se mostró entregado al público. Su cabellera no dejó de ser acariciada por el viento, mientras sus fans no dejaron de apoyar a la agrupación con aplausos y llevar el ritmo con baile en el espacio que estaba disponible.

New Order – Escenario Corona Light
Poco después de que Tegan and Sara salieran del escenario, la gente empezó a llegar para apartar su lugar en la esperadísima presentación de New Order. Para este momento de la noche, la afluencia de personas en el festival estaba radicalmente dividida, la decisión era Florence + The Machine o New Order. En punto de las 9:10, Bernard Sumner apareció en escena radiante; abrir con “Crystal” parece que fue una decisión muy atinada, más cuando acto seguido dijo “esta bien, ahora sí comenzamos” e iluminó el escenario con “Ceremony”. Con Stephen Morris vistiendo una playera naranja fosforescente de la banda NEU! y Gillian Gilbert detrás del teclado tranquila y seria, nos demostraron que la música de New Order sigue y seguirá vigente. Una gran sorpresa fue escuchar “Isolation” entremezclada en el set, a lo que Bernard por un extraño motivo aclaró más de tres veces que se trataba de una canción de Joy Division. Antes de soltar “Blue Monday”, Bernard tomó un momento y dijo “wow, son tantos recuerdos,” con una actitud conmovedora. Le siguió una versión larga de “The Perfect Kiss”, con algunos problemas técnicos en la guitarra, pero sin mayor problema. “Atmosphere” fue inesperada y hermosa, con imágenes de Ian Curtis en pantalla y gráficos de “Por siempre Joy Division”. Cerraron el set, pero regresaron minutos después con un encore inesperado, la versión en vivo de “Love Will Tear Us Apart”.


The Black Keys – Escenario Corona
La primera vez de The Black Keys en México dejó mucho qué desear: un mal sonido y un volumen muy bajo. Es triste ver cómo una presentación termina afectada por unos cuantos problemas técnicos, lo peor es que nadie está exento de esta situación. En las primeras filas el sonido era perfecto, pero unos cuantos metros atrás el volumen era insoportablemente bajo, además de que se perdía constantemente. Patrick y Dan sólo se limitaron a tocar durante una hora y diez minutos (muy poco tiempo a diferencia de los otros actos estelares). Incluso, tal vez como metáfora, Patrick, -que siempre se quita los lentes antes de tocar- no lo hizo en esta ocasión. Parecía que The Black Keys no tenían muchas ganas de tocar, aunque sí reunieron a una gran cantidad de público. No hubo algún momento de su actuación que pueda recordarse como “memorable”. Esperemos que The Black Keys regresen pronto a México para verlos en un contexto diferente y con mucha más actitud.

New Order en Corona Capital

Picture 1 of 67

New Order en Corona Capital



comments powered by Disqus