Devendra Banhart nos revela su propia versión de folk


Devendra Banhart salió tímidamente al escenario, y como ha hecho en casi todo show que ha dado desde este marzo, interpretó “Golden Girls” a guitarra acústica.


POR Staff Rolling Stone México  



Devendra Banhart salió tímidamente al escenario, y como ha hecho en casi todo show que ha dado desde este marzo, interpretó “Golden Girls” a guitarra acústica.

Por: @Verónica Galicia
Fotos: Yunuén Velázquez / Ocesa

Cuando tienes la fortuna de escuchar al final de la prueba de sonido que algún ingeniero comenta: “este tipo es como de otro planeta”, sabes que el espectáculo que vas a ver no es cualquier cosa. Y si bien la expresión hacía estricta referencia a la cuidada sonoridad, más tarde Devendra dejó muy claro que la reinterpretación de sus materiales en vivo es una experiencia irrepetible.

El viernes se presentó ante un lleno total en El Plaza Condesa, con el primero de dos shows en la gira de su editado este año Mala, disco que ha logrado ponerlo dentro del mapa actual como uno de los más originales y expresivos cantautores de folk.

De sorpresa y a petición del mismo Devendra, la labor de abridor quedó en manos de Adanowsky, quien fue muy bien recibido por la audiencia que poco a poco llegaba. Adanowsky interpretó material selecto de su repertorio, incluyendo obviamente “You Are The One” mencionando con mucho cariño a Devendra y su coautoría de este tema incluido en su LP Amador de 2010.

Al cabo de 40 minutos, Devendra Banhart salió tímidamente al escenario, y como ha hecho en casi todo show que ha dado desde este marzo, interpretó “Golden Girls” a guitarra acústica. La expresiva y cuidada vocalización del tema se va transformando poco a poco en un espectro sonoro poco esperado en menos de dos minutos de canción.

Seguida del más reciente sencillo “Für Hildegard von Bingen”, la frágil sonoridad de las notas resuena con la gran acústica del lugar. Un grandioso sencillo con un muy interesante video, y resulta extraño pensar que Devendra otorgara por un año a un canal Venezolano la exclusiva de su transmisión en televisión.

La noche se desenvuelve con el mismo ritmo en el que Devendra se revela canción tras canción, logrando muy finas e íntimas interpretaciones de “Seahorse”, “Quédate Luna” o “Little Yellow Spider”. Hay un hilo conductor invisible e ilógico que mantiene una cohesión en su setlist, encantador e imprevisible como él.

Devendra va y viene entre canciones viejas y nuevas, entre guitarra acústica y banda completa, manteniendo el interés de la audiencia y la naturalidad de la música donde no había diferencia si hablaba inglés o español, si improvisaba o seguía un plan. Donde más allá de no importar, el espectador no pareció siquiera percatarse debido a la gracia con la que fluye el caos ordenado del universo musical que presenta.

Un cierre bien marcado llegó con “Your Fine Petting Duck” y su imprevisible cambio a mitad de canción, destacó a musicalidad de la gran banda que le acompaña en vivo que incluye al productor del Mala y su amigo de años, Noah Georgeson.

Breve pero muy bello encoré con “Carmensita”, y Devendra se despidió dejando el escenario agradecido y contento, dejando muy claro que el folk tiene un sinfín de matices por explorar. No cabe duda que uno de los más interesantes, completos y experimentales artistas del género sigue y seguirá dando maravillosos materiales para comprender y disfrutar. Y ciertamente, mucho mejor si es en vivo.



comments powered by Disqus