Down


Down, la banda de Phil Anselmo, se presentó por primera vez en el DF como parte de la gira Year of XI


POR Staff Rolling Stone México  



Down, la banda de Phil Anselmo, se presentó por primera vez en el DF como parte de la gira Year of XI

José Cuervo Salón, 19 de noviembre 2011.

Por Natalia Cano
Foto: Cortesía Germán García

La imagen de Phil Anselmo se mantiene casi intacta: bermudas, camisetas negras metaleras, tennis y su inconfundible cabeza rapada, aquella que en la década de los 90 reflejó su pasión por el hardcore neoyorquino y simbolizó su rotunda negativa al estereotipo del músico de metal, con cabellera larguísima y jeans o prendas de cuero.

Sus movimientos sobre el escenario tampoco han cambiado: Inspirados en gran parte por el boxeo, quien fuera el vocalista de la extinta agrupación Pantera declaró recientemente a la edición argentina de Rolling Stone que Mike Tyson y James Toney son parte fundamental en su lista de influencias.

Los años han pasado, pero la furia que Phil Anselmo emite cuando toma el micrófono, reitera su poder como frontman.

Así lo demostró el cantante estadounidense el sábado pasado, en su tan esperado regreso a la Ciudad de México acompañado por su agrupación Down.

La noche prometía convertirse en una gran fiesta. Su presentación en el José Cuervo Salón fue la última de su gira Year of XI, ocasión que sirvió también como debut de esta “super banda” de metal en el país. Y el objetivo se cumplió.

Tras la repentina cancelación de la banda Ruido Rosa, Pepper Keenan (Corrosion of Conformity), Kirk Windstein (Crowbar y Kingdom of Sorrow) , Pat Bruders (Crowbar) y Jimmy Bower (Eyehategod) –que comandados por Anselmo dan vida a Down– fueron sus propios abridores, en una sesión de improvisación que incluyó máscaras de luchadores, riffs brutales, una batería potente y la irreverencia sonora como bandera.

Poco a poco llegaría el momento para que Phil Anselmo subiera al escenario y entablara un ritual con su público. Desde el primer alarido, la piel del que lo escucha se enchina y sabe que la voz de Anselmo sigue intacta.

Down_7175_Germangarcia
Lysergik Funeral Procession“, “Pillars of Eternity“, “Underneath Everything“, “Lifer” y “The Path” pusieron a tope los ánimos entre los presentes.

Pepper Keenan se convirtió en el otro gran protagonista de la noche. Sus riffs, combinados con los cantos guturales de Phil constituyen un tiro a la cabeza para los presentes. Mientras admiraban su habilidad con las cuerdas, algunos fans recordaron la visita del guitarrista a la capital mexicana con su agrupación Corrosion of Conformity, entrada la década de los años noventa.

Al grito sonoro de “¡Down, Down!”, la banda incluyó en su repertorio “Losing All“, “N.O.D.”, “Temptation’s Wings“, “Ghosts Along the Mississippi” y “Eyes of the South“.

Down
Phil golpeó su pecho, frunció el ceño y sin pensarlo, estrelló el micrófono contra su frente abriendo la herida que él mismo se provocó durante su concierto en Brasil. La sangre corrió en su rostro, pero sin inmutarse, mantuvo intacta su característica bravura, aquella que intimida a más de uno y que tanto gusta a muchas mujeres.

Tras “Hail the Leaf“, llegó el momento más emotivo de la noche: Un fragmento del clásico panteresco “Walk“, acto que removió las entrañas de los presentes, en una añoranza por revivir los tiempos gloriosos de Anselmo, el fallecido Dimebag Darrell, Rex Brown y Vinnie Paul.

Con “Stone the Crow” y “Bury Me in Smoke” llegó el cierre definitivo del concierto. El staff de Down subió al escenario para unirse al “palomazo” con la banda.

Una vez más, Phil Anselmo y sus muchachos habían quedado invictos en esta batalla, en la que cual pelea de box, no hubo lugar para el más débil.



comments powered by Disqus