Elton John


Su voz permanece intacta, su forma de deslizar los dedos sobre el piano es sublime, no hay falla. La noche empezó con “The One”, “Sixty Years On” y ‘la canción que lo empezó todo’, como la presentó el músico, “Your Song”…


POR Staff Rolling Stone México  



Su voz permanece intacta, su forma de deslizar los dedos sobre el piano es sublime, no hay falla. La noche empezó con “The One”, “Sixty Years On” y 'la canción que lo empezó todo', como la presentó el músico, “Your Song”...

Auditorio Nacional, 2 de marzo

Por Carlos Fabila
Fotos Antonio Sánchez

Ahí estaba el hombre y su piano –sin invitaciones de la familia presidencial en turno, sólo con el único glamour que le otorga ser una estrella pop, y la fanaticada leal, no aquella que invitan al Castillo de Chapultepec, sino la verdadera– y puñado de canciones que curan la congoja e ignominia de los oprimidos y dolidos, de los que padecen y temen, de los que buscan la paz en tiempos de rabia y violencia. Ayer, el Auditorio Nacional de la Ciudad de México recibió a Elton John que, como juglar que no desiste y persiste, esparce un mensaje de paz en nuestro país durante los tiempos de miedo y crimen.

La velada se sumó al recital “Por la paz” que ofreció la semana pasada en la Guadalajara. Algunas personas del público, que abarrotaron el lugar, vistieron de blanco como símbolo de tolerancia. Elton, en reciprocidad, les dio una generosa tanda de éxitos en las que su voz y su piano cimbraron el recinto. Su voz permanece intacta, su forma de deslizar los dedos sobre el piano es sublime, no hay falla. Pero no era solo el piano y el músico, había algunos trucos que daban mayor calor como sintetizador de fondo y unos cuantos efectos en la voz. La noche empezó con “The One”, “Sixty Years On”, “The Greates Discovery”, “Border Song” y ‘la canción que lo empezó todo’, como la presentó el músico, “Your Song”.

En seguida llegaron canciones como “Rocket Man (I Think It’s Going to Be a Long Long Time)”, “Nikita”, “Never Too Old (To Hold Somebody)”, la exquisita “Tiny Dancer”, “Philadelphia Freedom” y “I’m Still Standing”, que fueron los momentos festivos de la noche. El único músico que lo acompañó en escena fue el percusionista Ray Cooper, con quien tocó “Tonight”, “Better off Dead”, “Levon”, “Gone to Shiloh” e “Indian Sunset”.

La noche siguió repleta de baladas y éxitos hasta llegar el clímax previo al cierre con “Don’t Let The Sun Go Down On Me”, “Bennie and the Jets” y “Crazy Water”. Tras el encore, regresó con la “Candle In The Wind”, y a firmar algunos autógrafos a los privilegiados de las primeras filas.

Elton John

Picture 1 of 5

Elton John en el Auditorio Nacional, por Antonio Sánchez



comments powered by Disqus