Festival 72810


Musicalmente el festival fue una delicia, Vicente Gayo demostró por qué es uno de los grupos más importantes actualmente, Felix da Housecat dejó caer unas intrincadas mezclas con oldies en modo hyper


POR Staff Rolling Stone México  



Musicalmente el festival fue una delicia, Vicente Gayo demostró por qué es uno de los grupos más importantes actualmente, Felix da Housecat dejó caer unas intrincadas mezclas con oldies en modo hyper

Por Oscar Villanueva
Fotos de Salvador Bonilla y Misraim Álvarez

El Festival 72810 tuvo bastantes aciertos: un cartel ecléctico (bastante dirían algunos), dos escenarios -lo bastante cerca para no hacer largas caminatas, pero donde los horarios no se empalmaban, evitando que se encimara las canciones y los grupos- y un tercer escenario de DJ’s donde siempre ocurría algo a una distancia prudente para no molestar.

Algo que se agradece infinitamente es que los 3 escenarios tuvieron un muy buen sonido, cosa que es raro que suceda en los festivales y recintos de este país (más para uno que apenas debutó), esto se noto especialmente en Blonde Redhead y Modest Mouse. Creo que el gran bonus y, sin planearlo los organizadores, fueron los puestos de tacos y antojitos justo en la salida del festival ya para la madrugada. Resultaron ser un verdadero pit-stop antes de emprender el camino de regreso.

Entre lo desafortunado fue la impresionante cantidad de polvo que había y un retraso por un contrabajo en Modest Mouse que no terminaba de sonar perfecto para el roadie encargado de conectarlo.

Musicalmente el festival fue una delicia, Vicente Gayo demostró por qué es uno de los grupos más importantes actualmente, Felix da Housecat dejó caer unas intrincadas mezclas con oldies en modo hyper; Datarock salió con todo para animar a la gente que resistía contra el frío, logrando levantar cuantiosas nubes de polvo. Blonde Redhead fue sublime, con la voz de Kazu flotando entre las guitarras.

Peter Murphy oscureció aun más noche con su presentación (abrir con “Hurt” de NIN lo dice todo), Modest Mouse se definieron como no divertidos al principio de su set, pero eso no impidió que se fueran ganado a los presentes con poderosas guitarras y dos bateristas, “Float On” fue una de las más coreadas de la noche.

Public Enemy soltó bomba tras bomba, aún con un reducido público y un corte en su sonido (que aprovecharon para animar al publico a capella en lo que se restablecía, lo que sólo incrementó el entusiasmo de los que había decidido quedarse. Un muy agradable festival, lástima que tan poca gente se decidió a disfrutarlo.

The Wookies

Picture 1 of 92

The Wookies por Misraim Alvarez



comments powered by Disqus