Libro: Años Lentos


‘Años Lentos’, novela de Fernando Aramburu por la que recibió el Premio Tusquets Editores de Novela


POR Staff Rolling Stone México  



'Años Lentos', novela de Fernando Aramburu por la que recibió el Premio Tusquets Editores de Novela

Años Lentos
Fernando Aramburu
Calificación: cuatro y medio estrellas
Tusquets Editores

Por Miguel Ángel Ángeles

@mangelangeles

“Primero la literatura; despúes, si queda sitio, la verdad”

Hace meses, un jurado compuesto por Almudena Grandes, Juan Marsé, Juan Gabriel Vásquez, Rafael Reig y Beatriz Moura, decidió otorgar a Fernando Aramburu el VII Premio Tusquets Editores de Novela, por su trabajo en Años Lentos. Antes que él, renombrados escritores como Sergio Olguín, Élmer Mendoza y el mismo Reig han sido acreedores al reconocimiento, por mucho, uno de los más prestigiados del orbe literario.

La novela en cuestión es hipnótica aunque suene arriesgado decirlo. Lo es por una razón: la sencillez de su trazo que, sin embargo, tiene poco que ver con los alcances del ejercicio. Son suficientes los primeros capítulos –de hecho apenas las primeras páginas – para vislumbrar las barreras que el autor desafía: desnudar la manera en que una novela es escrita, exponer como si fuera un osario su estructura e, iluminar los lugares que son pocas veces atendidos por los autores y por ende, desconocidos para muchos lectores. Todo, de manera natural y con un ritmo armónico, con elementos que hacen de su lectura un verdadero disfrute.

Aramburu se sirve de apuntes y notas para mostrar cómo se va tejiendo una historia y al mismo tiempo, cómo se pinta cada uno de los personajes que formarán parte de ésta a través de situaciones, diálogos y demás líneas paralelas. La secuencia alterna por otra parte, es una hermosa plática que cuesta trabajo saber si fue inventada o es en sí una transcripción editada de una conversación real. En el espacio intermedio – sin duda perfectamente planeado por el creador-, se localiza uno de los elementos más poderosos de Años Lentos: el sitio sobre el que juegan la perspicacia y la imaginación del espectador y el cual está lleno de convenientes desconexiones y enigmáticos episodios sugeridos pero no siempre contados.

Aunque bien podría tildarse de sombría, la historia escrita por Aramburu es envolvente y luminosa, pues al abordar temas tan delicados para la historia española como el momento crucial en el que surgió ETA, la época del franquismo o la pesada carga de la costumbre católica; el escritor sabe desnudar el lado humano de una sociedad que en los peores tiempos ha sabido hacer de la catástrofe el motor para seguir, justo como parece suceder por estos días. Es este punto el que dota a Años Lentos de la magia que tienen las grandes obras de la literatura: es conmovedora.

Tomando en cuenta el pesado escrutinio al que puede ser sometida una obra que consigue un premio de tal magnitud, sobre todo en un año polémico para galardones de este tipo, es más que satisfactorio encontrarse con casos como éste, en el que es notorio que la literatura sigue siendo una meta legítima para creadores y editores.



comments powered by Disqus