Libro: Aquí y Ahora: Cartas 2008-2011


La obra de Paul Aster y J.M. Coetzee.


POR Staff Rolling Stone México  



La obra de Paul Aster y J.M. Coetzee.

aqui-y-ahora-cartas-2008-2011-9788439726326

Aquí y Ahora: Cartas 2008-2011
Paul Auster y J.M. Coetzee
Anagrama & Mondadori

Por Miguel Ángel Ángeles

“El idioma siempre es el idioma del otro” – J.M. Coetzee

Cada vez es menos común recibir una carta. Que un intercambio de mensajes se lleve a cabo por este medio durante un considerable período de tiempo, digamos tres años, suena a fantasía. Que los protagonistas de éste sean dos de las plumas más aplaudidas de los últimos años convierte al hecho en una rareza. Aun así, es posible. Con todo y que los implicados lleven por nombre Paul Auster y J.M. Coetzee.

Este peculiar proyecto inició cuando, luego de un tiempo de haber entablado una amistad, J.M.Coetzee propuso a Paul Auster continuar con el intercambio. Quería, según él, “que se sacaran chispas uno al otro”. [Inserte aquí su libre interpretación]. De esta manera, vía misivas que en algunas ocasiones llegaron en forma de e-mail, comenzaron un proceso que hoy llega a nuestras manos con el nombre ‘Aquí y Ahora: Cartas 2008-2011 ‘publicado por Anagrama & Mondadori.

Es así como de carta en carta, este par de monstruos literarios fueron adentrándose en cuestiones que van de lo famliar a lo relacionado con sus vidas amorosas, anécdotas sobre sus carreras como escritores, opiniones sobre el trabajo de otros –maravillosa, la carta en la que el autor de ‘La invención de la soledad’ habla sobre Phillip Roth-, el idioma, los tabúes, consejos de salud, quejas sobre cosas tan profundas como el terrible paso del tiempo, el sistema financiero, el quehacer artístico o incluso algún encuentro deportivo. Mención especial merece la conversación que versa sobre el deporte y lo que éste desata en ambos escritores.

Pero la grandeza de un compendio como éste no se queda en los estantes de sus lectores, pues, seamos fanáticos de su trabajo o no, es difícil no conmoverse mientras leemos a Coetzee preguntando: “¿tienes primeras impresiones en las que confíes?” o a un Auster sumido en sus reflexiones sobre la poesía asegurando “ahora hay poetas por todas partes, pero sólo hablan entre ellos”. Qué decir, no es difícil, es casi imposible.

En un mundo más acostumbrado que nunca a la saturación de los mensajes de todo tipo, poner atención a una conversación ajena es cosa de todos los días. Sin embargo, ejercicios como éste suponen una oportunidad inigualable para quienes pretenden/prentendemos de cuando en cuando, entender un poco más de toda esa descarga de imágenes que se posa frente a nosotros permanentemente. Que ello venga de mano de dos de los más renombrados retratistas de eso que llamamos humanidad, hace de esto un evento hermoso. Uno al que todos estamos invitados.



comments powered by Disqus