Libro: Fiebre


Fiebre /Daniel Krauze


POR Staff Rolling Stone México  



Fiebre /Daniel Krauze

COMEDIA ELECTORALFiebre
Daniel Krauze
Calificación: tres estrellas
Planeta

Abre uno la página de un libro y comienza a leerlo: surge entonces el enamoramiento de éste, la condena en letras que corre hacia un solitario lugar y que no tiene “vuelta de hoja” en el mejor de los casos, se enamora así uno de la historia. Metafóricamente hablando, sucede lo mismo con los cambios de vida, se desteje la primera hebra de un nuevo mundo y uno sigue pendiente, avanzando hacia la incertidumbre mientras tira de un delgado cordón. Así, el niño que deja la infancia se convierte en caudal y un relato sobre las vivencias de esta etapa de la vida se convierte en un libro como ‘Fiebre’, en el que Daniel Krauze explora tales momentos de ruptura.

A diferencia de muchos autores contemporáneos interesados en explorar el universo externo del que consideran ‘el mexicano actual’, el trabajo de Krauze se adentra en los vericuetos de la mente y las sensaciones de seres que transitan entre los márgenes de la infancia y los linderos de la adolescencia, siendo un certero acercamiento a esos momentos en los que vaticinamos lo que vendrá, tras convertirnos en el ojo detrás de la rendija y espiar la vida que pronto comenzaremos a vivir.

En ‘Fiebre’, Krauze expone además los colores con los que se pintan diversas realidades sociales como la lucha de clases, la marginación social, la discriminación racial e incluso el polémico ‘bullying’, mientras allana el camino para un lector que redescubre en la serie de relatos los pasajes de una vida entera que por conveniencia o comodidad se han dejado atrás. Sus personajes son calcas irrefutables de seres conocidos y en muchas ocasiones obviados, pero que sin duda pertenecen al pasado entrañable de muchos de nosotros.

La nostalgia característica de este momento en el que no se es joven ni tampoco niño, la euforia por el desfogue sexual, la curiosidad infinita, el miedo mezclado con ansia y la pesadumbre impregnada en un entorno desconocido, son tan sólo algunos de los elementos que dan textura a relatos que fungen como invitaciones a la complicidad lector-escritor, por la cantidad de referencias que contienen. Entre ellos, merecen una mención destacada los titulados ‘Dálmata’, ‘A Caballo’, ‘Yo no fui’ y ‘Fiebre’.

Al llegar a una de las partes más sórdidas del libro, en la que el autor asegura que “las palabras fueron creadas para despistarnos”, no podemos evitar pensar en la magia que paradójicamente contienen, misma que hace de ‘Fiebre’ un gran pretexto para revivir esos momentos que todos pasamos y un muy buen paso para la incipiente carrera de Daniel Krauze, quien se vislumbra desde ya como un obligado para quien desee conocer lo que están diciendo las voces jóvenes de la literatura mexicana; ésas que también se encuentran en transición y cuyos tonos cambian cada vez más.

Por Miguel Ángel Ángeles



comments powered by Disqus