Libro: La Escuela del Aburrimiento


Una reflexión de Luigi Amara que busca averiguar porqué nos cuesta tanto trabajo estar con nosotros mismos


POR Staff Rolling Stone México  



Una reflexión de Luigi Amara que busca averiguar porqué nos cuesta tanto trabajo estar con nosotros mismos

La Escuela del Aburrimiento
Luigi Amara
Sexto Piso

Por: Miguel Ángel Ángeles

Ante una larga fila de banco. Escuchando por enésima ocasión la trágica historia de la ruptura amorosa de ese amigo que parece querer torturarnos con ella. Cuando has llegado a la diapositiva 16 de una presentación sobre las ventajas que tiene el nuevo seguro médico. La última vez que por mala suerte tuviste que escuchar unos minutos de La Hora Nacional. Todos, en algún momento hemos sido víctimas del aburrimiento. Todos, en algún momento, hemos intentando escapar de él.

Ya sea con las últimas consolas de juegos, con el control remoto cuando hacemos del zapping un émulo de deporte olímpico o dando eternos scroll downs en Twitter, todos queremos vencerlo. Vaya, un mito urbano dice que hay quien incluso ha leído más de un libro de Yordi Rosado. Luigi Amara también se aburre, sólo que a diferencia de nosotros, a él se le ocurrió poner la lupa sobre tan peligroso demonio. Con todo lo que ello implica.

El resultado de este ejercicio lleva por nombre La Escuela del Aburrimiento y no sólo implicó encerrarse durante un período de tiempo en su cuarto o viajar a Las Vegas para experimentar de cerca las formas en que la ciudad que nunca duerme hace de la saturación su principal producto de exploración. Sobre todo ello, Amara hizo algo intentado por pocos: enfrentar cara a cara a tan terrible monstruo y contarnos los resultados de la lucha.

Lo hizo visitando el trabajo y las reflexiones que genios como Pessoa, Kierkegaard, Nietzsche, Heidegger, Montaigne, Kenko o Pascal han construido -tan sólo por la manera en que hila la larga lista de referencias en las que basó su estudio, esta obra es una delicia- pero también, alumbrando con su dotada capacidad de disección las raíces que nuestros mecanismos de defensa -tal vez sobrevivencia- a éste tienen y los absurdos que le conforman, dándose tiempo incluso de analizar hitos artísticos como el trabajo de Andy Warhol o Erik Satie. Mención especial merece el texto sobre “La Internacional Bostezante”, una anécdota que bien podría merecer un libro entero.

La pluma del talentoso ensayista hace de La Escuela del Aburrimiento uno de los viajes literarios más recomendables del panorama literario del país y sobre todo una oportunidad perfecta para averiguar por qué nos cuesta tanto trabajo estar con nosotros mismos. De menos, también nos sirve para librarnos de posibles aneurismas causados por el tedio nuestro de cada día. Ése que eleva los ratings y crea tantas Kim Kardashians.



comments powered by Disqus