Libro: La Guerra de los Zetas


Con la llegada de Felipe Calderón a la presidencia hace seis años se inició uno de los períodos más escalofriantes de nuestra historia.


POR Staff Rolling Stone México  



Con la llegada de Felipe Calderón a la presidencia hace seis años se inició uno de los períodos más escalofriantes de nuestra historia.

La Guerra de los Zetas
Diego Enrique Osorno
Grijalbo

Por Miguel Ángel Ángeles

“Buscar a un hijo desaparecido en Tamaulipas es recorrer el mundo al revés” – Diego Enrique Osorno

Con la llegada de Felipe Calderón a la presidencia hace seis años se inició uno de los períodos más escalofriantes de nuestra historia. Fue entonces cuando la denominada ‘Guerra contra el Narcotráfico’ comenzó a convertirse en un justificativo de titulares y noticieros -hecho un tanto sesgado para quienes no lo viven de cerca- y una terrible pesadilla para quienes los ‘levantones’, los descabezados y los ‘colgados’ son una realidad que sucede afuera de sus casas.

Entre las referencias a las que nos hemos acostumbrado se encuentra una que, aunque presente en la vida diaria del país desde que el sexenio foxista iniciara, ha cobrado mayor fuerza en los últimos años: Los Zetas. Alrededor de tal nombre giran innumerables acontecimientos, anécdotas, mitos y también hechos que forman ya parte de una realidad que nos atañe a todos los que habitamos este país. Sobre ellos y las repercusiones que en la vida de México tiene su presencia trata el más reciente trabajo de Diego Enrique Osorno.

En La Guerra de los Zetas el también autor de El Cártel de Sinaloa y País de Muertos nos lleva a transitar por los parajes en los que hoy por hoy se libra la peor batalla, ésa que ha sido silenciada por diversas razones que responden a intereses de todo tipo pero cuyo horror semeja al de las peores barbaries de la historia de la humanidad. Es ahí justamente, en ciudades y auténticos pueblos fantasma de Nuevo León y Tamaulipas donde Osorno ha rastreado las historias que dan vida a éste, su más reciente trabajo periodístico.

Del terrible caso de Ciudad Mier a lugares como Guardados de Abajo o San Fernando, – donde el autor asegura que “han ocurrido las mayores matanzas del siglo XXI no sólo en México, sino en todo el hemisferio occidental”- pasando por testimonios de personajes como el empresario y presidente municipal de San Pedro Garza García, Mauricio Fernández Garza o Melchor Flores, padre del ‘Vaquero Galáctico’ -uno de los miles de desaparecidos durante este oscuro periodo de tiempo-, el trazo  de Osorno es preciso y sin concesiones de ningún tipo aportando datos escalofriantes y poniendo sobre la mesa temas que no siempre logran llegar a las mesas de discusión, sean éstas mediáticas o personales.

¿A quiénes beneficia esta ‘guerra’? ¿Quiénes son los principales afectados? ¿Qué secretos esconden estos lugares que hoy parecen sets de filmación de pesadillas apocalípticas? ¿Qué es la necro-política? ¿Cómo ha reaccionado el pueblo ante la situación? Todas y cada una de dichas preguntas encuentran en La Guerra de los Zetas claros elementos para poder ser contestadas o al menos, para comenzar a ser entendidas. Todo, producto de la meticulosa manera con la que este “gran testigo” – como llegara a llamarlo el mismo Juan Villoro– retrata este conflicto de intereses.

Con cambios inminentes en cuanto a jugadores políticos se refiere y pocas señales que apunten hacia un cambio radical en esta lastimosa estrategia, un libro como La Guerra de los Zetas no sólo constituye un faro en medio del oscuro paraje que vivimos sino por mucho, un eje de apoyo extremadamente útil para quienes la realidad del país no es sólo contenido de noticiarios que se escuchan una vez al día o secciones editoriales que se quedan sin leer.



comments powered by Disqus