Libro: ‘Libertad’, de Jonathan Franzen


Casi una década fue necesaria para que Jonathan Franzen estuviera de nuevo presente con una novela en los circuitos editoriales pues su último trabajo del género, The Corrections, fue publicado en 2001.


POR Staff Rolling Stone México  



Casi una década fue necesaria para que Jonathan Franzen estuviera de nuevo presente con una novela en los circuitos editoriales pues su último trabajo del género, The Corrections, fue publicado en 2001.

libertadLibertad
Jonathan Franzen

Calificación:

“La integridad es un valor neutro. Las hienas también tienen integridad. Son pura hiena”

Por Miguel Ángel Ángeles (@mangelangeles)

No todos los días surge una obra a la que la crítica considera “el acontecimiento literario del año”. Menos común es que tal pieza tenga más de seiscientas páginas. Que algunos lleguen a comparar a su autor con Balzac, aniquila las posibilidades de tener un punto de semejanza con la mayoría de obras que uno pudiera tener en mente. Que además, su autor se lleve la portada de Time dota a la situación de un halo de singularidad increíble. Libertad de Jonathan Franzen es todo eso, aunque suene novelesco.

Casi una década fue necesaria para que Jonathan Franzen estuviera de nuevo presente con una novela en los circuitos editoriales pues su último trabajo del género, The Corrections, fue publicado en 2001. Mientras pasaban los años y también las páginas, Libertad fue tomando forma, alcanzando el momento propicio para su publicación en 2010. El camino no fue sencillo pero la espera bien valió la pena: es todo un éxito comercial que además ha ganado el aplauso casi unánime de la crítica.

Las razones son múltiples pero fáciles de entender apenas y uno se sumerge en las páginas: una afilada y elegante pluma, la firmeza de trazo, una loable manera de entrelazar historias y desnudar personajes quirúrgicamente, y elegante valentía para desbrozar hitos americanos como el conservadurismo religioso, la derecha e incluso el racismo. La sincronía perfecta para publicar un trabajo así en el momento en el que se cumplió una década de los atentados del 9/11, es la cereza de un pastel que mal entendido, puede ser un bocado amargo para quienes lleguen a encontrarse reflejados en sus páginas.

Franzen retrata sin concesiones la manera en que una familia estadounidense – y sus allegados- hacen de sus obsesiones la brújula con la que se guían en el océano de sus realidades. Tranquilizantes, drogas, dinero, sexo, alcohol, aceptación, moral, sean del tipo que sean, las desmenuza exponiendo en letras la forma en que se conduce una sociedad que navega en un hipotético bienestar. Lento, va empujando al lector hasta que éste se encuentra al borde de un precipicio habitado por una peligrosa pregunta: ¿qué tan peligrosa es nuestra libertad?

De ahí al final es difícil no caer en la tentación de cuestionarnos la manera en que como sociedad formamos parte de tal retrato. Qué tan cercanos le somos y qué tan común nos es son preguntas aún menos evitables. Ahí está, Franzen con su despiadado trino – ese que en la vida real parece también obsesionarle- exponiendo lúcidamente con su novela, la tumefacta fantasía de lo políticamente correcto, parafraseándolo, de este “reino de los errores”. Y vaya que con su arte, libera.



comments powered by Disqus