Libro: ‘Los Ingrávidos’


Hay quienes no creen en fantasmas y hay afortunadamente también, quienes como la escritora Valeria Luiselli, no conforme con creer en su existencia, los desnuda gracias a la portentosa luz de la literatura.


POR Staff Rolling Stone México  



Hay quienes no creen en fantasmas y hay afortunadamente también, quienes como la escritora Valeria Luiselli, no conforme con creer en su existencia, los desnuda gracias a la portentosa luz de la literatura.

Los ingravidosLos Ingrávidos
Valeria Luiselli
Editorial: Sexto Piso
Calificación: cinco estrellas

Hay quienes no creen en fantasmas y hay afortunadamente también, quienes como la escritora Valeria Luiselli, no conforme con creer en su existencia, los desnuda gracias a la portentosa luz de la literatura, esa que ilumina con el uso adecuado de las palabras hasta las más oscuras mazmorras de la incredulidad.

El trabajo de Luiselli –elogiado por plumas tan reconocidas como la de Margo Glantz – es encantadoramente vertiginoso, una suerte de clavado en un océano de revelaciones del que uno no quiere salir apenas y se sumerge en la primera de sus páginas. Con ‘Los Ingrávidos’, la joven creadora se adentra por primera vez en el mundo de la novela, género que en sus manos trastoca límites poco visitados por la literatura mexicana, al menos en fechas recientes.

Es esta pieza de trabajo un crisol en el que convergen las soledades, las vidas, las muertes y las búsquedas de un grupo de personajes disímiles con un hilo de conexión venenosamente sutil: una joven madre, el poeta Gilberto Owen, un “niño mediano”, un esposo amedrentado por lo que escribe su mujer e incluso, ciudades cuyos elementos les confieren la materialidad y complejidad de un ente corpóreo. Un conjunto de seres cuyas fantasmales existencias bailan al compás de una melodía que no conoce razón alguna.

De Luiselli hay que decir que es talentosa en el arte de la sencillez, privilegio alcanzado por pocos y vital para hacer de un texto una ola expansiva que derrumbe preceptos, defensas e hitos. Su trabajo es directo, filoso, trepidante. Luiselli pregunta afirmando y resuelve con fórmulas novedosas, naturales. Es justo ahí donde radica la elegancia de ‘Los Ingrávidos’: en la manera en que tras destejer la realidad, la autora teje con ella una mágica, suculenta y peligrosa irrealidad.

Nada mejor que parafrasear a la autora para definir la obra: “una novela horizontal, contada verticalmente. Una novela que se tiene que escribir desde afuera para leerse desde dentro”, a su vez, nada mejor que leerla para entender lo paradójico de su cercanía, lo humano de su fantasía; razones primordiales para que la podamos considerar desde ya, una de las más relevantes entregas de este 2011 y sobre todo, para agradecer que de cuando en cuando, a Valeria Luiselli se le cruce un fantasma que la obligue a contarnos historias como ésta.

Miguel Ángel Ángeles



comments powered by Disqus