Meat Loaf en México


El variado y bien escogido repertorio inició con “Running for the Red Light”, una canción muy poderosa que por sí misma invita a comenzar la fiesta a todo lo que da…


POR Staff Rolling Stone México  



El variado y bien escogido repertorio inició con “Running for the Red Light”, una canción muy poderosa que por sí misma invita a comenzar la fiesta a todo lo que da...

24 de junio, Pepsi Center WTC. México, D.F.

Por Miguel Hidalgo Zetter (@maykhidalgo)
Fotos Salvador Bonilla

‘Un concierto tal y como debería ser’. Así hay que definir la presentación de Meat Loaf en la ciudad de México que -con horario y día atípicos para un concierto de rock- logró conectarse con el público que se encontraba particularmente dividido por edades y gustos. Por una parte, aquellos fervientes seguidores de la banda que – desde hace 5 ó 10 años entraron a la edad de los “tas”- durante casi dos horas disfrutaron al máximo el show; y por otra, los fans que están empezando a conocer o únicamente conocen los éxitos del grupo y no se preocupaban por aquellas canciones que no habían escuchado.

El variado y bien escogido repertorio inició con “Running for the Red Light”, una canción muy poderosa que por sí misma invita a comenzar la fiesta a todo lo que da; aunque en esta ocasión y por la reacción de la gente, hubiera sido una mejor opción para el cierre.

MEAT LOAF ROLLING
Fue un concierto como en montaña rusa, porque se hizo muy evidente que en los clásicos, la tercera parte del Pepsi Center se escuchaba como si fuera un sold out, y en el par de canciones de su más reciente álbum (Hang Cool Teddy Bear), los “tas” eran los únicos que realmente ponían atención. La calidad musical y el profesionalismo del grupo fue de aplaudirse, ya que a pesar de arrancar con una marcada saturación en el audio y una perfecta desincronización de luces y de cámaras (no seguían a quien deberían, sobre todo en los solos), el espectáculo audiovisual que mostraba videos, portadas de discos y los nombres de las canciones estuvo perfecto, exacto, literal por nota; el ver a Marvin Lee Aday con Patti Russo o a Patti Russo con Marvin Lee Aday (como quieran) entregados y dando todo, valía la pena.

Ahora que estás leyendo esto seguramente te está pasando lo que a todos los asistentes al concierto, ya quieres leer acerca deI’d Do Anything for Love (But I Won’t Do That). Pues sí, fue la más ovacionada, la más esperada, la que hizo vibrar a todo el mundo y llegó como encore para preparar la escena y decir adiós con un medley, que incluyó “Hot Patootie/All Revved Up With No Place to Go”.



comments powered by Disqus