Megadeth: Promesa cumplida y compromiso adquirido


Pantallas, actitud, interacción y aunque con algunos problemas de audio, el abarrotado Pepsi Center WTC se encargaría de minimizar los ajustes que se iban haciendo “sobre la marcha”.


POR Staff Rolling Stone México  



Pantallas, actitud, interacción y aunque con algunos problemas de audio, el abarrotado Pepsi Center WTC se encargaría de minimizar los ajustes que se iban haciendo “sobre la marcha”.

Por Miguel Hidalgo Zetter

Pocos son los afortunados de tener a uno de los BIG 4 dos veces en menos de un año. Hemos dicho muchas veces que la gente no tiene memoria y que sobretodo en México somos tan fieles que podemos aguantar cualquier cosa; bueno, pues hace poco menos de un año, Megadeth cumplió, a secas, en un concierto que dejó más sinsabores que buenos recuerdos, y bajo la promesa de Dave Mustaine de regresar a nuestro país, las expectativas en torno a lo que podríamos vivir en el cierre de su gira por América Latina estaban muy altas. Damas y caballeros, misión cumplida; que gran fiesta de cumpleaños organizó Megadeth.

Pantallas, actitud, interacción y aunque con algunos problemas de audio, el abarrotado Pepsi Center WTC se encargaría de minimizar los ajustes que se iban haciendo “sobre la marcha”. Una hora 45 minutos de energía, agresividad y entrega de un emocionado y agradecido Mustaine, para con las distintas gargantas que no pararon de corear su nombre durante toda la velada; y menciono lo de distintas porque no sé si hace 20 años alguno de los asistentes nos hubiéramos imaginado que el festejo de Countdown to Extinction sería apto para toda la familia. Niños, jóvenes, adultos, señoritas, señoras, nadie faltaría a la cita. “Trust” se encargó de calentar los motores para que del “Hangar 18” despegáramos con algunos hits para que al más puro estilo de Dave Mustaine arrancaríamos con “Skin O’ My Teeth” y de ahí recorreríamos las 11 canciones del disco que cambió la vida de muchos según lo mencionaba el líder de la banda.

Después de volvernos locos, como era de esperarse, y lograr en “Symphony of Destruction” una sola voz; se daría algo muy particular con la quinta canción del álbum homenajeado, y es que llegaba el momento de las pláticas consigo mismos que marcaban el climax del concierto cuando “Sweating Bullets” comenzaba a sonar. Al llegar a “Ashes in Your Mouth”, último tema del Countdown, la muy particular línea de bajo de Peace Sells nos indicaba que vendría lo mejor porque sería el momento de recibir a Vic Rattlehead, que aunque parecía a Largo de Los locos Adams con máscara de halloween, tuvo presencia en todas las pantallas del recinto y provocó una ovación increíble. Ya con los ánimos a tope, y como maestros de este negocio, Mustaine, Broderick, Drover y Ellefson, darían el cerrojazo final con uno de los más grandes temas de la banda: “Holy Wars… The Punishment Due”; que demuestra el poder, la esencia y la calidad individual de cada uno de los miembros que se traduce en una enorme muestra de ejecución e integración grupal.

Un concierto que hace que el del año pasado quede como una anécdota de que Megadeth había venido con su gira Thirteen; y que compromete a la banda a seguir subiendo sus estándares ya que desde ahora, comienza la cuenta regresiva para el próximo año; al menos eso prometió Dave Mustaine. Felices primeras dos décadas al Countdown to Extinction.

Megadeth en México

Picture 1 of 12

Megadeth en México cortesía de Ocesa



comments powered by Disqus