Red Hot Chili Peppers en el Palacio de los Deportes


El concierto de ayer fue, más que nada, un concierto para todos los fanáticos nuevos…


POR Staff Rolling Stone México  



El concierto de ayer fue, más que nada, un concierto para todos los fanáticos nuevos...

Por Óscar Villanueva
Fotos de Salvador Bonilla

a) Tanto Anthony como Flea usaron pantalones que tenían una pierna cortada con la misma calceta a rayas, solo que era una pierna diferente en cada uno.

Desde arriba se veían los empujones cerca de las barricadas en un Palacio de los Deportes bastante lleno sino es que agotado. Desde temprano ya estaban sacando a los más débiles, los que por más que se esforzaron no lograron aguantar la presión del resto de la muchedumbre. La gente se veía que estaba emocionada, nerviosa. ¿Qué les depararía esta nueva visita de la banda ahora con Josh Klinghoffer en vez de Frusciante en la guitarra?

Todo comenzó armándose por partes, la guitarra de Josh creó alaridos de distorsión, la batería de Chad marcaba un estruendoso ritmo que estremecía a todos, mientras que Flea se quedó congelado, casi hincado, viendo al suelo tocando las mismas notas una y otra vez. El escenario estaba listo para la aparición de Anthony, quien irrumpió como un acto de circo que se extravió de su camino rumbo a otra presentación.

b) Varios de los platillos de la batería de Chad tenían la imagen de “flor” que simboliza a la banda pintada sobre ellos.

La banda se nota feliz; Flea se comunica en un español bastante decente con todos nosotros, y eso solo nos hace amarlo aun más. Honestamente ¿quién no podría querer al bajista que salió en dos de las películas de Volver al Futuro? A lo largo de todo el concierto, interludios musicales sirven para tener a la gente pensando qué canción es la que seguirá, además de mostrar la facilidad con la que se les da improvisar en el escenario. Flea y Josh encajan como piezas de un rompecabezas sonoro, Chad lo envuelve todo con su ritmo y Anthony da pasitos de baile aquí y allá todo el tiempo. El solo que ilumina “Under the Bridge” es uno de los mejores momentos de Josh, y cuando la banda regresa del encoré, todo mundo pierde la cordura al ver a Flea entrar parado de manos para dar paso a una demoledora versión de “Around the World”.

El concierto de ayer fue, más que nada, un concierto para todos los fanáticos nuevos, aquellos que los descubrieron cuando tuvieron su resurgimiento con Californication; esto se noto por la grandes ovaciones que recibieron “By the Way” y “Around the World”, mientras que “Higher Ground” solo logro emocionar a los más clavados. La nostalgia por la banda continúa ahí pero la estafeta se ha pasado. Ahora son de una nueva generación.

c) Entre el público había un tipo con muletas que no le importo apoyarse en un pie cuando levanto ambas, todo con tal de mostrar su apoyo a la banda y entregarse al momento. De eso se trata justamente la música.

Red Hot Chili Peppers en México

Picture 1 of 15

Red Hot Chili Peppers por Salvador Bonilla



comments powered by Disqus