“Buscando a Sugar Man” y encontrándolo…


Una vez más, Canana y Ambulante traen a las salas de cine en México un documental que desafía el prejuicio de “aburrido”


POR Staff Rolling Stone México  



Una vez más, Canana y Ambulante traen a las salas de cine en México un documental que desafía el prejuicio de “aburrido”

Por @Mafer Caballero

Una vez más, Canana y Ambulante traen a las salas de cine en México un documental que desafía el prejuicio de “aburrido”.

Buscando a Sugar Man, ganador del Óscar este año en la categoría de mejor documental, trata acerca de la increíble historia un cantautor estadounidense de origen mexicano, llamado Sixto Rodriguez. Un artista que fracasó en Estados Unidos con sus dos álbumes a principios de los años setenta, pero cuyo material se convirtió en piedra angular en la historia musical de Sudáfrica.

Aunque el documental gira entorno al misterio que representaba la figura de Rodriguez en la lejana nación africana, el mensaje preponderante a lo largo del filme es la importancia de la música –reconocida o no– como lubricante de causas sociales y la mejor forma de unir a la personas para desafiar aquello que perjudica a la mayoría.

Durante 86 minutos uno se ve naturalmente involucrado en la particular historia de este humilde músico nacido en Detroit, Michigan… Un personaje cuya música permeó y unió los corazones de los sudafricanos durante el Apartheid; pero que en su momento no obtuvo reconocimiento en su país natal por su trabajo como cantautor, pese a ser alabado por algunos peces gordos de la industria musical e inevitablemente comparado con el gran Bob Dylan.

La premisa del documental –hecho por el novato cineasta sueco Malik Bendjelloul–, surgió cuando éste viajaba por Sudáfrica y escuchó la increíble historia de Sixto Rodriguez. En un principio, Rodriguez se rehusó a aparecer en el filme, pero después de varias entrevistas aceptó que lo filmaran. Ese no fue el único problema; debido a los costos de producción, el realizador se quedó sin dinero para comprar más cinta de 8mm, por lo que algunos fragmentos fueron grabados con una App para iPhone que logra el mismo efecto.

A ratos, la premisa de Buscando a Sugar Man resulta algo que bien podría ser ficción: un hombre cuyo sueño era una realidad sin su conocimiento. La mágica anécdota tiene tanto corazón, que a pesar de parecer completamente ajena, resulta en una hora y media de montaña rusa emocional que deja con ganas de más. La música, que es obviamente de Rodríguez, es un hilo bellísimo a lo largo de la narrativa, como si la música hubiese sido hecha específicamente para el filme.

Hoy, Rodríguez disfruta de fama mundial gracias a la película; prepara un tercer disco, tuvo un show con casa llena en Coachella y tocará en el festival Glastonbury.

El folk americano está de vuelta con una “nueva” cara, pero más allá: Rodríguez es el claro ejemplo de como el cine y la música, siempre tendrán la capacidad de cambiar rumbos y reivindicar a héroes anónimos.

Buscando a Sugar Man, se estrenará en salas de cine en todo el país el próximo 28 de junio ¡no se la pierdan!

Rolling Stone estuvo presente en la función especial de Buscando a Sugar Man, la cual fue presentada por Saúl Hernández, líder de Caifanes.



comments powered by Disqus