Steven Wilson en México


Steven Wilson ofrece un concierto memorable en la ciudad de México


POR Staff Rolling Stone México  



Steven Wilson ofrece un concierto memorable en la ciudad de México

Steven Wilson vuelve a casa

Por Natalia Cano
Fotos por Salvador Bonilla

Steven Wilson tiene una relación tan estrecha con México, que el músico británico lo llama su “segunda casa”. Desde aquella primera visita con Porcupine Tree, en 2007, los lazos afectivos que ha entablado con el país no sólo se reflejan en la inspiración que éste tuvo en su primer álbum solista y documental, Insurgentes (2008), también los proyecta sobre el escenario, desde donde el guitarrista y productor sostiene un diálogo sonoro íntimo y personal con sus seguidores.

La comunión que este genio del rock crea con el público es inmediata. No hacen falta las palabras, basta con concentrarse y adentrarse en el viaje musical, el mismo que te lleva por un laberinto de sonidos, formas y colores, aquel que te remueve las entrañas y despierta en ti la sensación de que la perfección existe.

Wilson ha expresado en diversas ocasiones que le gusta ir a donde la música lo lleve. Ese lugar parece ser el de los sonidos industriales, el ambient, el progresivo, el psicodélico y el jazz que covergen en su proyecto en solitario, el mismo que lo trajo de regreso a México para presentar en vivo su tercer álbum, The Raven that Refused to Sing (and other stories), una exquisita obra basada en historias sobrenaturales de fantasmas de principios del siglo XX, cuyos autores van de M. R. James, Arthur Machen y Algernon Blackwood.

Para el británico, un concierto es casi una actuación teatral, donde se enfrenta a la titánica labor de mantener a la gente conectada durante dos horas. Por ello, el vínculo entre el audio y lo visual es primordial, y se da a la tarea de crear un viaje musical dinámico, con una virtuosa ejecución instrumental, una perfecta labor de su ingeniero de audio (Ian Bond) y algunas de las imágenes de la autoría de Jess Cope y su viejo amigo, Lasse Hoile.

“Muchas gracias, México. Siempre es un placer venir a esta maravillosa ciudad”, dijo Wilson en español, quien para esta gira se hace acompañar por una banda conformada por el saxofonista Theo Travis, el tecladista Adam Holzman, el bajista Nick Beggs, el baterista Chad Wackerman y el guitarrista Guthrie Govan, uno de los protagonistas de la noche.

El Teatro Metropólitan se ha convertido ya en una de las salas favoritas del virtuoso músico. En ese lugar, Wilson debutó con su banda mater, Porcupine Tree, hace seis años, y ha encontrado tal magia en él, que lo eligió como el sitio perfecto para filmar el set en vivo que ofreció el año pasado para presentar su segundo álbum en solitario, Grace for Drowning (2012).

Steven lo anticipó: “Este será una especie de continuación del recital del año pasado”. Como ya es característico en él, el músico apareció sobre el escenario con los pies descalzos para llevar a la audiencia por un viaje retrospectivo por sus tres discos solistas, en el que incluyó temas como: “Luminol”, “Drive Home”, “The Holy Drinker”, “The Watchmaker”, “Insurgentes”, “Harmony Korine” y “The Raven That Refused to Sing”. El cierre vino con “Radioactive Toy”, para aquellos que ya han comenzado a extrañar a Porcupine Tree.

Steven Wilson en México

Picture 1 of 5

Steven Wilson en México por Salvador Bonilla



comments powered by Disqus