UNKLE y Sleepy Sun


Breves pero emocionantes


POR Staff Rolling Stone México  



Breves pero emocionantes

Fotos Claudia Ochoa
Txt: PGR

Quizá fue el día, el lugar o el poco tiempo del set de UNKLE algunos de los elementos que hicieron que este show, esperado por muchos, no fuera uno de los más memorables dentro de la enorme lista de eventos que nos han sorprendido durante octubre.

El Circo Volador estaba a reventar, hacía un calor abrumante, pero las enormes filas que se formaban para poder comprar una bebida le quitaban la sed a cualquiera. Para muchos el lugar no fue el correcto, sobre todo porque pese a que todos los boletos eran de entrada general, había butacas y una primera sección bastante saturada.

Los Sleepy Sun por fin saldaban cuentas con el publico mexicano luego de que no pudieron tocar con los Arctic Monkeys en su pasada visita a nuestro país. Sin embargo, la banda por fin mostró su propuesta y los sonidos alucinantes que conforman su álbum Fever. Sin duda una banda a la que hay que seguirle la pista.

Luego de la actuación de los de San Francisco las luces se apagaron de nuevo, los gritos de la gente le daban la bienvenida a los de UNKLE, cuyas siluetas se iluminaban poco a poco sobre el escenario gracias a un despliegue de luces que anunciaban que podría ser una increíble velada. Mike Lowry, Pablo Clements, Joel Cadbury, Gavin Clark y James Griffith acompañaban a James Lavelle en esta aventura. De inmediato comenzaron con “The Answer”, de su reciente disco Where Did The Night Fall, la cual fundieron con un fragmento de “Burn My Shadow” del War Stories, mientras que en la pantalla se proyectaba el rostro distorsionado de Ian Astbury que los seguía en el coro.

Josh Homme (Them Crooked Vultures y Queens Of The Stone Age) también estuvo presente virtualmente cantando “Restless”. Lavelle y compañía se mostraron sorprendidos por la respuesta del público que estaba en las primeras filas y tocaron con aún más energía, demostrando lo bien que tienen armado su show en vivo gracias a las proyecciones, su sincronía con la música y el sonido que si bien no es fiel con en el disco, casi no tuvo problemas de audio, salvo en “Natural Selection”, donde la voz no se escuchó. Sin embargo, pese al gran show que dieron y a su entrega con el público, quizá el “pero” que muchos le ponen a este evento fue lo corto del set , ya que una hora y diez minutos, o 16 canciones, no fueron suficientes, sobre todo cuando el show se terminó en el momento clímax de la noche.

Luego del primer encore, Lavelle agradeció al público y anunció que sólo tocarían tres canciones más; luego de “Heaven“ , “Lonely Soul“ y “In A State“ se despidieron nuevamente dejando a todos esperándolos para otro encore… Y sí, regresaron al escenario, pero no a tocar, sino a despedirse de nuevo…

A los de UNKLE sólo les faltó una cosa para hacer de esta una noche perfecta, y eso fue tocar más, mucho más…

Sleepy Sun

Sleepy Sun 1

Sleepy Sun 4

Sleepy Sun 3

UNKLE

Unkle 6

Unkle 10

Unkle 16

Unkle 20

Unkle 14

Unkle 13



comments powered by Disqus